historiasdecracks

Escucho muchas veces aquello de que los jóvenes de hoy no se comprometen, que no saben lo que es el esfuerzo.

Lo decimos nosotros, los del babyboom y la generación X que las estamos pasando negras con la crisis pero que hemos llevamos años trabajando en cosas que nos han permitido tener una profesión.

Muchos piensan: “Míralos, estos jóvenes son muy blandos, lo único que piensan es en divertirse”.

Muchos piensan

Pero pienso que nos equivocamos. Los jóvenes de hoy tienen talento.

Creo firmemente que tenemos que ayudarles a que sientan ilusión por el logro.

Tengo tres hijos muy pequeños y me afano en enseñarles a cuidar las cosas. Han nacido en plena crisis pero en su pequeño mundo las cosas se pueden conseguir aparentemente por muy poco valor (unos lápices, chucherías, blocs de dibujo, juguetes en McDonalds). Una falsa abundancia de plástico chino en continua reposición.

Si crecen pensando que todas las cosas son sustituibles con poco esfuerzo, el día en que tengan que hacerse cargo de algo importante no estarán preparados para ello. Su ejercicio de aprendizaje a base de prueba y error resultará caro. Ya me imagino como madre en ese momento

marge regañando

“¡¡¿qué has perdido la caja de rotrings?!! ¡castigado! y ahora ¡dibujarás con rotuladores del chino!

Pero ¿habrán actuado mal o el error habrá estado en la educación que les he inculcado?.

Si aplico este ejemplo a la situación de los jóvenes de hoy veo bastante parecido. No saben trabajar, pero ¿les hemos dado una oportunidad para aprender? No tienen espíritu crítico, pero ¿les hemos enseñado? No tienen la cultura del esfuerzo, pero ¿se la hemos inculcado?

El primer empleo no te convierte en un gran especialista de nada, simplemente te enseña a trabajar. El jefe es el maestro, el coach, el inspirador. La organización es la escuela, el campo de fútbol donde entrenar.

career opportunities

La prueba y error sale cara en un primer empleo cuando se exige a los jóvenes que sepan usar unos rotrings cuando nunca se les pidió, ni tan siquiera, que ordenaran los lápices en su cajón.

Desde el Gobierno, desde las empresas, desde la sociedad deberíamos ayudar a los jóvenes a aprender a trabajar. Esos niños ahora son adultos, pero no miremos para otro lado quejándonos de su mala educación. Enseñémosles, démosles la oportunidad que necesitan para aprender. Y tengamos claro que el aprendizaje es un proceso que lleva su tiempo. Seamos pacientes y cuando esa virtud nos falte, recordemos que también fuimos niños y que tuvimos la suerte de tener a alguien que nos enseñó a cuidar los lápices.

***

* Creo que hay que fomentar más el empleo juvenil, incentivar aún más a las empresas para que incorporen jóvenes.

* Creo que los jóvenes aportan mucho valor. Su trabajo debe ser justamente remunerado.

* Creo que los jóvenes pueden enseñarnos mucho.

* Creo que los jubilados y pre-jubilados deberían ser mentores de los jóvenes. Tienen un conocimiento extraordinario y mucho que aportar. No enviemos a los mayores a casa impidiéndoles trabajar para no perder su pensión. Creemos programas para que puedan invertir su tiempo y dinero en seguir produciendo. Que se incentive la creación de empresa con jubilados y prejubilados que contraten jóvenes. ¡Qué buen mix!

***

Nota del autor:Los jóvenes tienen mucho talento y saldrán adelante a pesar del momento complejo que les ha tocado vivir. Este artículo pretende argumentar rebatiendo las bases erróneas sobre las que algunos se sustentan cuando hablan de los jóvenes, bases equivocadas que para nada comparto.

Quizá el artículo resulta algo paternalista, pero pretendía hablar en un tono que llegara a los que tienen que cambiar de mentalidad, no a los que saben lo que realmente hay.

Personalmente me niego a una rendición sin lucha. Veo que hay muchas declaraciones de intenciones pero muy poca acción en una dirección concreta.

Crear una colaboración social real. No se trata de que los jóvenes salgan adelante a pesar de nadie, sino gracias al trabajo de todos.

***

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •