historiasdecracks

Siempre he pensado en el personal branding como una disciplina enfocada al desarrollo profesional, pensando que ese era el objetivo más claro que se le podía dar.

Pero he aquí que encontré este video en #TED donde una mujer describe cómo consiguió marido desarrollando toda una estrategia de branding personal digital en una web de citas. Ella no le llama así. Más bien lo considera “crackear” datos hasta lograr acceder a su marido ideal.

Ese es el gancho de la historia, así como las aventuras y desventuras que vivió desde una primera cita con un jeta que le dejó una cuenta en un restaurante de más de 1.200 $ a la creación de perfiles falsos para comprender qué factores atraían más a su mercado de “maridos potenciales”.

Aislándonos de la anécdota, si nos fijamos en la estrategia tenemos:

1. Una persona que tiene un objetivo “visión” (en este caso casarse y tener hijos)

2. Define el lugar donde se encuentra su público objetivo, en su caso un site de citas online.

3. Fracasa cuando no concreta correctamente el objetivo que le conducirá a su visión (lo que a ella le parece una definición clara de lo que busca no le conduce a lo que quiere) ni su oferta de valor diferencial  (la respuesta del mercado es errónea por no resultar su perfil relevante o diferencial).

Entonces rectifica su error y define de una forma concreta su objetivo. Usando un complejo sistema de puntos filtra con acierto la maraña de datos hasta dar con el objetivo ideal. Pero encontrar lo que uno busca no es suficiente para alcanzarlo. Y en su caso ¡ese potencial marido ideal no estaba interesado en ella!

4. Se da cuenta de la importancia de la competencia y descubre que sólo logrará su objetivo diferenciándose de forma relevante. Usando métodos, algunos poco ortodoxos, comienza a comprender qué hace atractivo un perfil y qué no. Define quién y cómo es su competencia.

5. Analiza los mensajes más atrayentes con una nube de palabras y define qué es lo que hace atractivo un perfil. Como  Victor Puig ya dijo en la entrevista que le hice para Historias de Cracks: “el contenido importa”. Esta persona aprendió las claves para hacer el mensaje atractivo a su público: palabras genéricas, mensajes positivos, cortos (máximo 95 palabras de media). Un mensaje accesible.

6. Otros detalles, como la media de tiempo entre los mensajes. Una vez más, la ley de la escasez funciona. La media de tiempo entre un mensaje y otro de las mujeres y hombres más populares de una web de citas era de 23 horas.

7. La imagen, obviamente también influye positiva y negativamente. Mostrar una buena imagen es determinante para cualquier objetivo.

Con toda esta información esta persona optimizó su perfil para ese ecosistema con información real, escogida y bien dispuesta y el resultado fue abrumador: todos querían ligar con ella. En ese momento de triunfo ella no olvidó su objetivo bien definido y descartó todas las opciones que no cumplían sus expectativas.

Esta marca bien construida y optimizada para un entorno sólo tuvo que esperar la ocasión idónea. Estaba bien posicionada y cuando meses más tarde apareció su príncipe azul hizo el “match perfecto”. El resto de la historia es para románticos.

Os dejo con el video, son 17 minutos muy amenos.

Si no véis bien el video, este es el enlace

Nota: Este post no pretende entrar en el debate sobre el objetivo de Amy. Este es un blog de marca personal y el debate pretende centrarse en la estrategia para obtener un objetivo, no en el objetivo en sí.

** Ya está abierta la inscripción al Taller de Marca Personal que impartiré en Barcelona en Foxize el 10 de diciembre. Son plazas limitadas porque será un curso totalmente práctico para que las personas puedan en el aula diseñar su Plan de Marca Personal. Más información e inscripción en Taller Marca Personal Arancha Ruiz-Foxize

**

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •