historiasdecracks

Ya son muchos los años que llevo siendo consultora de Marca Personal. Recuerdo con una sonrisa cómo cuando al inicio tenía que explicar en qué consistía mi actividad ante el desconocimiento de la mayoría de mis interlocutores. Seguro que Andrés Pérez Ortega y Neus Arqués saben a qué me refiero.

Con los años esta disciplina ha adquirido relevancia y notoriedad gracias a la toma de conciencia de los profesionales sobre la importancia de trabajar su marca personal para alcanzar sus metas. Mucho tiene que ver también la aparición de material interesante sobre el tema como esta lista de libros en marca personal en español.

El año pasado los consultores de marca personal tuvimos la oportunidad de reunirnos en la celebración del Congreso Personal Branding Lab Day organizado por el equipo de SoyMiMarca. En él tuve el honor de participar hablando sobre qué significar ser consultor de marca personal, y quisiera compartir estas reflexiones con vosotros en una serie de artículos sobre la profesión que estreno con el de hoy.

Después de más de 250 casos de clientes a mis espaldas diría que lo primero que ha de hacer un consultor de personal branding es aclarar a su cliente qué va a lograr contratando un Plan de Marca Personal y  distinguir su actividad de la del coach. Existe cierta confusión entre ambas profesiones y aunque ambos trabajan con el talento del profesional sus objetivos y metodologías son distintos.

El coach trabaja al profesional “desde dentro”

El coach ayuda a eliminar frenos y miedos y a desarrollar sus habilidades para llegar al máximo de potencial que ese talento puede dar.

Si a un directivo le falta asertividad, escucha activa o capacidad de delegar un coach es el especialista perfecto para su necesidad. Si tiene miedos e inseguridades que le impiden “soltarse” y fluir con su actividad un coach le ayudará a encontrar la manera de vencerlos y llegar al máximo de su talento.

El consultor de marca personal trabaja el talento “hacia afuera”

El asesor de marca personal identifica dónde puede tener más desarrollo ese profesional según su talento y recursos dentro de su entorno real inmediato y tras poner foco para su talento le ayudará a elaborar una estrategia de comunicación en los canales adecuados (online y offline) para alcanzar dichos objetivos.

El consultor de marca personal recomendará al profesional que acuda a un coach si identifica que para llegar a alcanzar ese foco el profesional necesita adquirir o mejorar una habilidad.

El consultor de marca personal será franco con su cliente desde el primer día y le dirá que es una gran mentira que “puede llegar a ser lo que quiera llegar a ser”. Le dirá que “podrá llegar a ser lo que el entorno, su motivación y sus capacidades en ese entorno le dejen llegar a ser”. La marca personal no hace milagros y trabaja con el material que le proporciona el profesional y la realidad en la que vive.

Los clientes más habituales de un consultor de marca personal

Un directivo que quiera ser un gran líder necesariamente necesita una buena marca personal porque sólo transmitiendo sus objetivos y sus capacidades para alcanzarlos conseguirá que otros le sigan.

Un directivo que quiera crecer en una organización o cambiar de trabajo necesitará de esa marca personal para que los que toman las decisiones sobre los ascensos y los cambios le consideren el profesional de gran potencial que realmente es.

Un profesional que se encuentra ante un punto de inflexión profesional logrará mediante un Plan de Marca Personal identificar en qué dirección tiene más sentido, según su talento y aspiraciones, dar ese siguiente paso y transmitir a su red la coherencia de ese salto para que le proporcionen recursos y oportunidades para seguir creciendo.

Un consultor, abogado,diseñador, arquitecto, médico o cualquier otro profesional liberal necesita una gran marca personal porque la única forma de captar a sus clientes es convenciéndoles de que tiene las mejores capacidades para lograr aquello que buscan y sobre todo por qué contratarle a él y no a cualquiera de sus competidores.

De qué depende el éxito de un Plan de Marca Personal

El Plan de Marca Personal trabaja el talento desde una perspectiva de marketing de producto, definiendo para el profesional los mejores “mercados” o “clientes” y creando una estrategia de visibilidad que le haga destacar su atractivo en aquellos canales donde esos “mercados” o “clientes” se encuentran.

Es fundamental explicar al cliente qué objetivos alcanzará (a corto, medio y largo plazo) y hacerle muy consciente de que sólo de él dependerá el éxito de cualquier Plan de Marca Personal. El desarrollo de las capacidades personales y de la marca personal es indelegable y sólo el profesional será capaz de convertir todos esos planes y estrategias en realidad.

El secreto es mantener la simplicidad y el foco en la estrategia definida y hacerla realidad mediante la repetición del mensaje en los canales identificados como clave.

Las similitudes entre el consultor de marca personal y el coach

Después de tanto tiempo he llegado a la conclusión de que profesionalmente como colectivo los consultores de marca personal y los coach tenemos muchos puntos en común, ya que ambos trabajamos con personas y para personas contribuyendo al desarrollo de los profesionales y de las organizaciones en las que se integran.

La marca personal y el coaching no aseguran al profesional un empleo ni son herramientas para mejorar currículums y perfiles en redes sociales online, pero indudablemente actúan como potenciador y multiplicador de las capacidades del profesional y le ayudan a mejorar en su carrera. Cuando el profesional pone estas herramientas en marcha observa cambios inmediatos pero es en el medio y largo plazo donde se identifican claramente los beneficios de ambos. El Coaching y la marca personal combinadas ofrecen resultados espectaculares: es imparable un profesional sin miedos ni trabas, que sabe sacar el máximo potencial a su  talento y que mantiene un foco acertado que alcanza gracias a una sólida red y una cautivadora y carismática comunicación.

La gran ventaja de nuestra profesión es la satisfacción personal que se logra haciendo nuestro trabajo. Cuando una persona llega a nosotros suele estar plenamente implicada en encontrar herramientas para su mejora profesional y aprovecha al máximo el aprendizaje que le proporcionamos logrando resultados tangibles y satisfactorios para su realización personal y profesional.

Si hay algo que compartimos el consultor de marca personal y el coach es nuestro amor por la personas y nuestro deseo de contribuir al crecimiento y felicidad social. El triunfo individual de un profesional es también el triunfo colectivo de la organización en la que se integra y de la sociedad en la que vive. Una persona necesita de su entorno para crecer y si su progresión no es observada como positiva para la comunidad probablemente no consiga captar los recursos que necesita para llegar más allá.

Por ello cuando observamos cómo crecen y triunfan nuestros clientes sentimos un gran orgullo y una completa admiración por este tipo de personas que buscan recursos para llegar mucho más allá de lo que son y contribuyen con su talento y tesón a la mejora del entorno en el que vivimos todos.

***

 

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •