historiasdecracks

Seguro que a todos os suena:

“La primera impresión es la que cuenta”

“No hay una segunda oportunidad para la primera impresión”

Pero reconozcámoslo, nosotros también nos hemos dejado llevar alguna vez por una primera impresión.

Una vez leí que las personas cuando nos formamos una opinión de alguien queremos acertar. Nos lo pide nuestro ego de una manera consciente o inconsciente. Por eso cuando conocemos a alguien y creamos esa opinión preliminar, buscamos signos o acciones que refrenden esa primera intuición.

La imagen forma parte de nuestro yo, en nuestro día a día, y por supuesto en nuestro entorno profesional. No es ir sólo bien vestidos. Es ser correctos en el habla, resultar ingeniosos en las reuniones de trabajo y con clientes, saludar con mano firme, etc.

¿Qué imagen poner?

¿Y cómo es la imagen en las redes sociales profesionales como Linkedin o Xing?

La foto

Es lo primero que se mira.

Si te posicionas como Directivo o Ejecutivo:

–         Asegúrate que la imagen es de tu cara, hasta la altura de los hombros: No recortes la foto de grupo en la que salías muy bien, porque se nota. No salgas en la mitad de la campiña al fondo siendo un punto del horizonte. Las personas quieren reconocerte, saber quién eres.

–         Cuida el entorno de la foto: Que estés en tu despacho está bien, pero cuidado con el resto de elementos de la estancia: esa librería densa y oscura, la impresora del año 2000 (hace ya casi 10 años). Y por cierto, ¿para qué quieres salir detrás de una mesa? El entorno debe sumar o ser neutro, nunca restar. Puedes estar al aire libre, en una sala o ponerle un fondo de color, lo importante es que se te vea bien y que los elementos a tu alrededor no te quiten protagonismo.

–         Logos y elementos distintivos: Si quieres que se te asocie a tu compañía puedes aparecer junto a su logo, o junto a un símbolo identificativo de tu sector o puesto (si eres Directivo de Burguer King en la puerta de un restaurante; si trabajas en el sector transporte junto a un cuadro de camiones, etc.).

Si te posicionas como un perfil creativo, emprendedor o dinámico:

–         Puedes poner una foto de corte más artístico: en blanco y negro, de perfil, con sombras, etc., e incluso un dibujo que se asocie claramente a ti. Pero asegúrate que el que la vea la identifique contigo o con lo que tú representas. No seas tan “original y creativo” que produzcas rechazo en lugar de admiración.

Estos dos tipos de posicionamientos no tienen por qué excluyentes entre sí. Puedes ser un directivo cuya característica más acusada sea la creatividad, en cuyo caso recomiendo poner una imagen más artística.

Otras características de las fotos que ayudan:

  • Sonríe, no salgas muy serio.
  • Las fotos de exterior están bien, iluminan la cara.
  • Asegúrate que la imagen tenga una buena definición.
  • La mejor característica que se le puede pedir a esta imagen es que sea natural, que transmita buenas sensaciones.

Asumo que todos tienen claro que el perfil en red social tiene que tener una foto asociada. Para el que todavía tiene dudas, estas son las razones por las que son fundamentales:

  • Si no me quieres enseñar quién eres, entonces, ¿por qué quieres acceder a mi información y contacto?, no me fío de ti.
  • ¿eres realmente quién dices que eres?, no me fío de ti.

Y la confianza es el motor que mueve las redes sociales, no frenes tu participación.

Quiero puntualizar que este artículo se refiere a las redes sociales profesionales. No me refiero a otras como Facebook donde la dinámica es otra totalmente distinta.

profesionales

La estructura de la información

Esto también es imagen.

Utiliza frases cortas y concisas con puntuación y espaciado. Si el texto está escrito sin comas, puntos, párrafos y tabulaciones, sin priorizar los mensajes ni reforzar ideas, ese texto nos indica que la persona no se fija en esos detalles.

¿A qué se dedica?

  • Espero que no al marketing, en el que el resultado entregable debe ser perfecto.
  • Espero que no sea a una actividad que tenga una gran carga de reporting (por ejemplo financiero), porque entonces sus informes serán densos y sin estructurar.

El contenido

Si al escribir tu perfil profesional te entran dudas que te llevan a divagar o a precipitarte, entonces para y reflexiona. Es mejor poner menos que más. Mejor causar una impresión neutra que una negativa. Mejor pensar: “es discreto y reservado” a “cuánta información desordenada”.

Recordemos el principio básico de “Put First Things First”.

Si está organizado, ordenado, priorizando, lees el perfil y piensas: éste sí que es directivo.

Si está con faltas de puntuación, mezclando ideas y conceptos, desordenado, te preguntas: ¿de verdad que éste sabe hacer lo que dice que sabe?

Obvio, ¿no?

  • Eres Jefe de Ventas: indica el número de personas que has llegado a dirigir, los canales y zonas que asumías
  • Eres Director de Expansión: di cuántos nuevos centros has abierto y en qué países o ciudades.
  • Eres Director de Recursos Humanos: especifica el número de trabajadores, el equipo con el que cuentas y las áreas de trabajo (compensación, selección, desarrollo de talento…)

Lo que escribes y cómo lo escribes define tu forma de trabajar. No lo olvides.

Las Mayúsculas

No las uses a no ser que estés ENFATIZANDO algo.  Un texto escrito en mayúsculas es como si se gritara al lector. Resulta agresivo y muestra que estás poco acostumbrado a Internet.

Los apartados que están completados y las aplicaciones activadas

No debe preocuparte el que no tengas todo el perfil desarrollado (todos los cursos que has hecho, aquella estancia en el extranjero), un blog que linkar o una lista de libros en Amazon.

Tienes que pensar quién eres, qué haces y qué buscas. No debes pretender cumplir con todo el guión si realmente no lo necesitas. Recuerda que el perfil en una red social no es un C.V., es una muestra de ti. En tu mano está el definir cuánto quieres exhibir.

Pero esto no lo utilices como excusa para resultar dejado.

Lo que sí que recomiendo es la búsqueda e inclusión en algún grupo que resulte de interés. Se comparten oportunidades, conocimiento, debates entre profesionales de intereses afines.

red social

Además también se puede aplicar el “dime con quién andas y te diré quién eres”. Claro que se puede investigar (si son públicos) quiénes son tus contactos y que eso dará una idea de tu red pero resulta trabajoso y lento. En cambio, los grupos a los que perteneces, desplegados en tu perfil, dicen cuáles son tus áreas de interés y eso ayuda a definirte mejor.

Este artículo es un claro ejemplo de lo provechoso que son los grupos. La idea de escribirlo nació a raíz de un debate en el Grupo de Linkedin Habilidades Directivas 2.0. Aprovecho para agradecer a Jorge Rodríguez, Ignacio López, Carmen Moar y Javier Garrido-Lestache entre otros, las aportaciones que hicieron sobre la imagen a raíz del artículo anterior “Cómo realizar un buen perfil en redes sociales profesionales”. Y por supuesto a Agustín Brañas el haber creado un grupo tan interesante y participativo.

Gracias por haberte animado a escribir este artículo que espero sea de nuevo de vuestro interés.

Arancha Ruiz

Headhunter & Talentist

Otros artículos relacionados

Cómo elaborar un buen perfil profesional

Cómo resumir tu carrera profesional en una línea

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •