historiasdecracks


Cuando nos disponemos a completar el apartado de experiencia en redes profesionales como Linkedin, Xingo Viadeo tendemos a incluir aquella posición que dicta nuestra tarjeta.

Linkedin, Xingo Viadeo

Imagen tomada de papelerianieto

¿Pero qué ocurre si nadie entiende el título que ha dado tu compañía a tu puesto? ¿y si ya no estás trabajando o pretendes cambiar tu trayectoria profesional?

Recordemos que, como indicaban en el artículo “Cómo resumir la experiencia profesional en una línea”, el profesional puede ser valioso para el mercado por una función (responsabilidad) que sabe realizar o por su profundo conocimiento de un sector.

Si el nombre que asigna tu compañía a tu puesto es tan complejo que no lo entiende nadie, intenta buscar un término que defina muy bien lo que haces y que sea comprensible para la mayoría.

Lo ideal sería indicar el área funcional en la que te mueves, eso ayuda a situar al lector rápidamente en la función de tu conocimiento.

Las divisiones de la compañía son:

múltiples puestos y responsabilidades

Imagen tomada de hoyemprendo

  • Marketing & Ventas
  • Finanzas
  • Operaciones
  • Recursos Humanos
  • TI/SI
  • Legal

*hay muchas divisiones distintas, me remito a la más general

En cada una de estas áreas hay múltiples puestos y responsabilidades y sobre todas ellas encontraríamos la posición de Director General.

Decir que eres Director de Marketing es fácilmente comprensible por muchos.

¿O no? ¿Qué significa ser Director de Marketing en una compañía como Zara? ¿Es lo mismo que serlo en Coca-Cola? Zara no hace publicidad, ¿no será más importante la posición de Trade Marketing Manager que tiene el control sobre las tiendas?. O quizá en Zara a esta posición se le llama Director de Marketing.

Saber la relevancia de tu función dentro de la compañía es clave para establecer la dimensión e importancia del puesto.

Definir la función sólo por el puesto que pone en la tarjeta puede dar una visión incompleta del valor profesional. Cada compañía establece un organigrama según sus necesidades y no tiene por qué corresponderse con los manuales de la Facultad de Empresariales.

Cuantifica, relaciónalo con medidas y tareas que todo el mundo comprenda.

Asegúrate al definir el puesto que quede clara también toda su dimensión:

–  Si eres Jefe de Ventas, cuantifica el número de personas a tu cargo o de productos que llevas y lo que significa (en porcentaje) sobre la cifra de facturación.

–  Si eres Jefe de Planificación especifica qué volumen de operaciones se realiza y su impacto sobre la compañía.

La complejidad del nombre del puesto también complica la difusión de la marca personal.

marca personal

Sobre todo ahora con la aparición de nuevas profesiones. Si eres abogado o médico, todo el mundo sabe lo que haces. Entonces añades el “apellido” de tu especialidad. Abogado fiscalista o médico especialista en endocrinología.

Pero si eres Tecnico Superior de Investigación, o Business Intelligence Manager no supongas que todo el mundo sabe lo que es eso. En ese caso describe someramente la importancia de tu puesto para el negocio.

No enumeres tus funciones, probablemente son tan concretas que no serán comprensibles para profanos en la materia. Y para el que sí que conoce tu función no le aporta valor.

Lo que ayuda a la compresión del puesto es conocer el papel que representa para el negocio.

Ejemplo: Como Business Intelligence Manager ayudo a mi compañía a tomar decisiones en base a los datos internos y externos del negocio. Transformo datos en información y ésto en conocimiento para mejorar nuestra competitividad.

Sé concreto, nadie lee largos párrafos en internet.

Evita los tecnicismos, las definiciones en inglés o las siglas (salvo que estén muy asumidas por el entorno profesional, como es el caso de CFO, CMO, CEO que ya son muy conocidas).

También existe una teoría totalmente opuesta a lo que aquí señalo. Hay quién piensa que si el lector no sabe reconocer el alcance del puesto, entonces no es “público objetivo” de ese profesional y no hay que dedicarle esfuerzos.

Pero desde mi punto de vista, divulgar el valor de una posición y hacerlo comprensible al entorno es muy positivo por dos razones: primero ayudará a la notoriedad de la función dándole más valor en el mercado y en segundo lugar porque si resulta que es el único conocido en esa categoría (o el primero) se verá beneficiado por esa posición dominante cuando otros se incorporen a esa misma función.

Otros consejos para el supuesto en que no estés trabajando o quieras cambiar de trayectoria (recogidos en el artículo Cómo completar un buen perfil en redes sociales profesionales) son:

–         Si ya no estás trabajando: Pon lo que has hecho en último lugar

–         Si quieres cambiar de trayectoria: Pon lo que quieres ser.

Ojo, que sea coherente y que tengas habilidades para ello.

podrías poner que:

–         Has trabajado de Adjunto a Dirección Financiera y ahora te defines como Jefe de Administración

–         Has sido Product Manager y ahora te defines como Consultor de Marketing

–         Has sido Recruiter (seleccionador de RRHH) y ahora te defines como Técnico de RRHH (de lo más particular a lo más general)

NO deberías poner que:

–         Has sido Adjunto a Dirección Financiera y ahora te defines como Director de Marketing, aunque hayas leído muchos libros

–         Has sido Product Manager y ahora te defines como Director de Diseño, si nunca has tocado un proceso creativo

–         Has sido Recruiter (seleccionador de RRHH) y ahora te defines como Consultor en Nuevas Tecnologías, porque piensas que Internet tiene mucho futuro y has hecho varias entrevistas a techies o geeks.

*Es muy importante la credibilidad y la honestidad. Si pones que sabes hacer algo y luego se demuestra que no, perderás la confianza de la red.

La experiencia profesional describe nuestra trayectoria profesional, lo que nos ha hecho ser los profesionales que somos.

Pero no debemos pensar que hay que detallarlo como en un CV convencional. En internet lo más importante es la concreción y la calidad, nunca la cantidad.

redes sociales

¿Y hasta qué punto te interesa ponerlo TODO? Si has hecho algo que no es relevante para tu posicionamiento profesional, no lo pongas. El criterio de relevancia para construir y difundir tu marca personal debe ser el que guíe el contenido de tu perfil on line.

El que esté interesado ya contactará contigo para ampliar la información sobre tu trayectoria profesional.

Otros artículos relacionados

El sumario en las redes sociales

La imagen en las redes sociales

Cómo completar un perfil en redes sociales profesionales

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •