historiasdecracks

Dentro de esta serie de artículos sobre los tópicos en torno a las redes sociales profesionales quería dedicar un espacio al recurrente “no tengo tiempo para perderlo en Internet”.

¿Qué tiempo consideramos perdido? Aquél que dedicamos a algo que no vemos provechoso, conveniente, beneficioso. Decimos que gastamos en lugar de invertir.

Muchos no ven los beneficios de las redes sociales profesionales por:

–       desconocimiento de las plataformas y/o tecnología

–       poca claridad en los objetivos profesionales y en la marca personal a transmitir

–       minusvaloración del poder de la red social

–       poca paciencia (carece de retorno claro a corto plazo)

El aprendizaje del funcionamiento de la red social on line es el primer gran obstáculo. El nuevo usuario, asustado por leyendas urbanas, duda de su utilidad. Luego un día alguien le anima, desmitifica los riesgos y decide darse de alta. Siente pereza, ¿qué poner? ¿y a quién invitar? Y su perfil queda con un titular a medias, cinco contactos y un email que nunca consulta.

Porque no ve su utilidad, porque piensa que es perder el tiempo.

Reflexionemos por un momento sobre cuánto ha cambiado nuestra vida desde que irrumpieron en ella las nuevas tecnologías y si gastamos o invertimos tiempo en ellas:

–       El teléfono

    • antes: si no te pillaban en la oficina o en tu domicilio te dejaban un recado, y tú gestionabas cuándo responder. No se hacía una llamada por cada cosa que se te pasaba por la cabeza, no teníamos un teléfono siempre a mano y la percepción del coste de la llamada era mayor (en tiempo y dinero).
    • ahora: realizamos la llamada en el momento de nuestra conveniencia, no de la del otro. Interrumpimos cualquier actividad que esté realizando, y si no nos coge el teléfono, nos sorprendemos por su inaccesibilidad, e insistimos. Siempre esperamos que la devolución de la llamada sea inmediata.

–       El email

    • desde el inicio existen ciertos vicios como “responder a todos”, “copiar a todos los jefes”, y reenviar con un “FYI” a otros destinatarios, acciones que acumulan innecesarios emails en nuestra bandeja de entrada. ¿Por qué un email debe ser inmediatamente contestado? Se confunde lo urgente con lo que puede esperar, lo importante con lo informativo. El coste de enviar un email es tan nimio como un click, pero el tiempo de depurar esos correos “gratuitos” sí es muy caro.
    • en la actualidad hemos tenido que recurrir a los filtros y anti-spam para evitar los correos no deseados. Pero todavía recibimos mucho “pseudo-spam” realizado por personas y empresas que realizan promoción constante e incesante de su actividad, sin segmentar ni discriminar. Oyeron una vez que el marketing directo era una efectiva herramienta de comunicación y venta, pero nadie les explicó realmente en qué consistía, así que envían emails a diestro y siniestro “por si acaso”.

Son cosas que te envían tu banco, tu agencia de viajes, tu antigua escuela, tus contactos cercanos y no tan cercanos que, aunque con permiso, no dejan de ser molestos y robar tiempo.

Con estos hábitos que hacen tan poco eficiente el uso de las comunicaciones, no es de extrañar que se produzca un rechazo inmediato a la idea de abrir un canal más para los “roba-tiempos”, como son vistas las redes sociales.

¿Pero realmente se pierde tiempo? ¿o se invierte?

Ríos de tinta hay sobre el beneficio de las redes sociales. Sin ir más lejos, en este blog encontrarás varios artículos etiquetados bajo la categoría “personal branding” que te darán argumentos. Convéncete de una vez, es un fenómeno que ha llegado para quedarse y la cuestión no es de si debes estar, sino de cuánto tiempo te puedes permitir no estar.



Si se invierte, ¿de cuánto tiempo estamos hablando?

–       Cálculo de tiempos:

 

    • Creación tu perfil. Lo que digas sobre ti, tus objetivos, tu valor añadido, es lo que los otros (clientes, proveedores, reclutadores, compañeros y jefes) verán de ti. Es lo que crea tu marca personal. Dedícale una tarde de domingo, pídele consejo a alguien que te conozca, elabora un perfil claro, conciso y que te ayude a alcanzar tus objetivos. (Encontrarás algunas claves en “cómo hacer un resumen de tu carrera profesional”). Si lo comparas con hacer un CV, te darás cuenta de que supone menos tiempo, al ser más corto y general.
    • La generación de la red de contactos. El sistema por defecto identifica aquellos de tu agenda que ya están en esa red social. Envíales una invitación, es automático. No molestes a los que no están en ella. La herramienta también identifica a aquellos que puedes conocer o con los que tienes alguna afinidad. Mira su perfil por si crees que podéis tener algo en común, y si es así invítalos a tu red, explicando las razones por las que quieres conectar. Si no lo tienes claro, no lo hagas. No seas un spammer social enviando invitaciones sin criterio sólo por tener más de 500 contactos.

Advertencia: si te rechazan muchas veces, el sistema te bloquea. A las redes sociales profesionales no les interesa que “molesten” a sus usuarios de calidad, por lo que crean estas medidas y filtros para evitarlo.

Cuida la calidad y cantidad de tus contactos. Depende de tus objetivos profesionales o profesión, pero si no te dedicas al Social Media o a los Recursos Humanos, lo razonable y gestionable es tener entre 100 y 300 contactos.

Tiempo inicial invertido: Una hora al inicio y media hora semanal para evaluar nuevos contactos y contestar emails.

    • La búsqueda de afinidad y oportunidades profesionales. Ya estás en la red, el que te busque (a ti o a lo que haces) te encontrará. Pero ¿qué otros beneficios existen?: el intercambio de información de calidad, el debate de ideas que te ayudarán en tu profesión y en tu carrera. El beneficio de estar en una comunidad. Para eso se han creado los grupos. Busca aquellos de temática afín a tus intereses y únete.

Cuida la calidad y cantidad de tus grupos. Depende de tus objetivos profesionales o profesión. Aunque es gratuito inscribirse, el precio es el tiempo que les dedicas. Linkedin por ejemplo no te deja pertenecer a más de 50 grupos. ¿Eres capaz de estar en 50 clubes sociales a la vez? No tendrías días de la semana, ni del mes para acudir a todos. Si tienes 50 lugares que generan foros, mensajes y noticias, al final terminarás por no leer ninguno de ellos. Sé selectivo y mantente entre 5 y 10 grupos.

Seguir los grupos es como leer revistas o newsletters especializadas, le dedicarás tiempo mientras aprendas.  Elegirás los artículos o debates que te interesan y obviarás el resto. Participarás cuando creas que puedes aportar valor.  Por lo tanto el tiempo de dedicación es, por definición, tiempo productivo de formación informal.


Tiempo de mantenimiento invertido: Media hora a la semana para gestionar contactos de valor

+ Una hora a la semana para intercambiar información en grupos


Sumemos tiempos:

Primera vez: hora y media

¿en qué otras cosas menos relevantes se me va una hora y media de mi fin de semana

Hacer el sudoku del domingo, el solitario del móvil, la cola del pollo asado, ver una peli de Antena 3, esperar a que pongan el Tiempo en la tele, la familia política…

Semanalmente: hora y media

¿en qué otras cosas menos relevantes se me va una hora y media a la semana?

Contestar y darme por informado de los emails que estoy copiado, eliminar los emails de “nuevo curso”; “evento de presentación de libro”, “lo que diferencia al sexo masculino del femenino”, “esto te interesa aunque no sabrás lo que es hasta que no te abras el email”. Responder a decenas de llamadas innecesarias de “voy de camino”, “¿dónde estás?, “oye, que me acabo de acordar que no te he dicho…”

Invertir es dedicar el tiempo en algo beneficioso. Malgastar es usarlo para cosas carecen de valor. Empieza a gestionar tu tiempo correctamente, y a neutralizar los “roba-tiempos” de verdad para dar paso a actividades que te hagan crecer como profesional y que fortalezcan tu marca personal.

Dejad la excusa fácil del “no tengo tiempo” para reconocer que más bien “no sé por dónde empezar” y que se tiene miedo a lo desconocido.

Miedo de verdad debería dar el quedarse fuera de juego.

*** Este cálculo de tiempo está hecho para un profesional que inicia su presencia en las redes sociales con un perfil de usuario medio-bajo. Si para el negocio o actividad que desarrolla considera que puede aumentar sus clientes y oportunidades gracias al entorno on line, esta cantidad de tiempo será mucho mayor (proporcional al beneficio que recibirá).

*** Surgió un debate muy ameno a raíz del tópico anterior sobre las redes sociales en el grupo de Linkedin Asociación Española de Directivos. Quiero agradecer a todos los que participaron sus interesantes aportaciones y puntos de vista.

Otros artículos relacionados:

https://www.historiasdecracks.com/2010/08/%C2%BFhay-que-tener-miedo-a-las-redes-sociales-para-encontrar-trabajo-mitos-y-leyendas-urbanas-erroneas/

Cómo presentarte para transmitir tu marca personal (el elevator pitch)

La participación en redes sociales como una estrategia de personal branding

Cómo definir tu experiencia profesional en redes sociales (linkedin, xing, viadeo)

Cómo resumir tu carrera profesional en una línea (el Sumario en las Redes Sociales)

La imagen en las redes sociales profesionales (Linkedin o Xing)

Cómo completar un buen perfil en las redes sociales profesionales (LinkedIn, Xing, Viadeo)

_________________________________________________

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •