historiasdecracks

Hoy, 15 de Octubre, Historias de Cracks se une al movimiento “Blog Action Day”, una iniciativa bloguera que pretende unir a todos los autores virtuales de más de 125 países en torno a una misma causa.

El tema central de este año es el agua como recurso valioso y escaso. Como el talento.


Si nos paramos a pensar, es curioso que existen dos realidades muy distintas. O hay acceso al agua o no lo hay.

Los hombres viven estas dos situaciones según el lugar del mundo donde viven: o abren el grifo, accionan la cisterna, se bañan en la piscina sin ser conscientes de su valor real (no pagan un precio excesivo) o viven sin acceso a ella, recorren kilómetros portando una garrafa, o peor aún, mueren infectados por su mala calidad.

Ocurre un poco como con el talento profesional en las empresas. O las compañías lo tienen accesible, inmediato, ilimitado…o deambulan buscando algo que les falta, privados de brújula, faro y cantimplora. Y no siempre es una cuestión de pagar más o menos, los golpes de talonario se han demostrado falibles. Es tener (y retener) profesionales con talento en la compañía, o no tener (ni retener).

Los sistemas que los hombres creamos en torno al agua y al talento también son similares. Cuando se tienen unos mínimos es fácil mejorar los sistemas para tener un flujo continuo y más abundante (captación, transporte y reciclaje) pero en cambio, cuando no se tiene, todo resulta muy difícil.

En años de sequía nos arrepentimos de las inversiones no realizadas en años de bonanza (canales, pantanos) y en años de bonanza nos olvidamos de invertir en las infraestructuras que nos permitan afrontar periodos de sequía pertinaz.

En años de bonanza poco se piensa a largo plazo. “Abre el grifo ¿hay agua? Sí, pues vamos bien. No, pues ¿y ahora qué hacemos?”. Desorientación, medidas precipitadas, cortes de suministro de agua por horas para dar sensación de reacción, sin ser en realidad una solución eficaz. En años de crisis ocurre igual: no se invierte en el talento ni en formación, sólo se recortan recursos.

En los últimos tiempos vivimos una mayor concienciación del inminente peligro al que nos enfrentamos por la escasez de agua. Pero todavía queda mucho por hacer y muchos a los que convencer para lograr un uso más racional de este bien.

Como con el talento, recurso no tan obvio ni por supuesto ilimitado. Hay que potenciarlo, trabajarlo, mimarlo y ser conscientes, de forma racional, del inmenso valor que aporta a la sociedad.

Me gustaría terminar este post hablando de lo mucho que siempre he admirado al agua y a sus propiedades físicas. Su capacidad de cambiar de estado, de transformar su entorno, con estruendo o en silencio, son acciones que me hacen reflexionar sobre lo mucho que podemos aprender las personas (e imitar).

El agua, en estado líquido puede erosionar una inmensa piedra, a base de una suave y constante caricia.

En estado gaseoso accede a todos los lugares, invisible y a la vez tangible en su sentir húmedo, purificador y refrescante.

En estado sólido, hielo que rompe barreras.

Si el agua puede cambiar de estado, ¿no podemos las personas también cambiar y evolucionar? Adaptabilidad, accesibilidad, fortaleza, entereza. Cambio y a la vez permanencia.

“Be water my friend” – Bruce Lee

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •