historiasdecracks

Mira que es viejo el refrán “en casa del herrero cuchara de palo”.

Tengo por costumbre buscar de todo en Google. Busco los sitios a los que voy a cenar, mi destino de vacaciones, e información sobre las cosas que me compro. Y por supuesto, también busco personas.

Si voy a ver un cliente, quiero saber cómo será, cómo puedo preparar mejor la reunión, y también demostrarle que me intereso por él.

Si voy a ver a un proveedor, quiero saber cómo se presenta a sus clientes en la red, si existe alguna opinión de anteriores usuarios, y compararlo con otras ofertas.

Si estoy evaluando a un candidato, quiero obtener la mayor información sobre él que me permita formarme una imagen de 360º sobre su perfil: relación con otros usuarios, conocimiento de la tecnología, referencias, etc.

Si voy a una conferencia, me intereso por el ponente, cuál es su experiencia y conocimiento sobre una materia, su trayectoria, etc.

Creo que no debo ser la única que usa el ROPO personal, el Research on Line y Purchase off Line de Personas. Todos somos susceptibles de ser “buscados”, ¿me he preocupado de lo que encontrarán? ¿da una versión correcta de mí mismo?

Como ejemplo os contaré la impresión que me llevé hace unos días cuando acudí a una ponencia sobre marketing y lo que me sucedió cuando busqué a los ponentes en la red:

El moderador. No salía en los primeros 10 resultados de Google. Había un veterinario, un recién nacido, un cantautor de  habaneras, dos perfiles de linkedin (ninguno él), dos noticias (tampoco sobre él), dos perfiles de facebook de otros con el mismo nombre y por último la guía de 123people, donde puede usted conseguir todos los contactos del mundo.

Qué me dice la búsqueda sobre su perfil: No tiene identidad digital, no participa en el nuevo escenario ¿está preparado para adaptarse a los cambios del entorno?

El primer ponente, Director General de una empresa conocida. Bravo! Todos los resultados eran sus perfiles personales en redes sociales o noticias sobre él.

Qué me dice la búsqueda sobre su perfil: el facebook cerrado, buena gestión de la privacidad. El linkedin bien redactado, buena gestión de la imagen. Las noticias muy relacionadas con su negocio, buena gestión de la reputación.

El segundo ponente, Director de una Agencia de Marketing. Todos los resultados, menos uno corresponden a él.

Qué me dice la búsqueda sobre su perfil: Su Linkedin y su blog, posicionados en primer lugar. Bien. Ultima actualización del blog: octubre 2010; no es un escritor muy asiduo. Dos redes sociales, pero en una no es él. Otra página personal, en este caso “su-nombre.com” ¿Página personal y blog? me fijo que en una cuelga presentaciones de su compañía y en la otra escribe sobre temas de su interés. Las dos últimas entradas de octubre y junio del año pasado. No lo actualiza mucho. Su perfil de Twitter, con un número de follow y followers inferior a 150, más de 900 twitts. Usa esta red en un entorno reducido. Penúltimo, sus presentaciones en slideshare y por último, una entrada en un blog antiguo en la que escribió en agosto de 2007. Me da la impresión de que hace el esfuerzo de estar on line, pero no lo vive con pasión. Si me dijera que ofrece sus servicios en el marketing digital, pensaría que “en casa de herrero…”

El tercer ponente, Director de una compañía con bajo presupuesto en un sector de alta competitividad. Todos los resultados se referían a él.

Qué me dice la búsqueda sobre su perfil. Su red favorita es twitter, los dos primeros resultados son suyos. Tiene un linkedin escueto, está por si acaso, pero no es su red. El resto son noticias sobre su posición como Director en dicha compañía. Reputación bien gestionada.

Cuando empezó la charla mis expectativas sobre los participantes habían sido modificadas por el resultado de la búsqueda.

– Reconozco que no presté mucha atención al moderador, me parecía arcaico.

La primera ponencia me gustó. Cumplió las expectativas que había generado tras la búsqueda.

Con el segundo ponente, sentía cierto escepticismo cuando se refería a la estrategia del social-media. Puede que sea realmente bueno y que todos sus esfuerzos estén centrados en sus clientes, pero no pude evitar tener dudas.

El tercer ponente me pareció brillante, creativo y ameno. Lo que dijo y cómo lo dijo sustituyó cualquier idea preconcebida que pude hacerme con la búsqueda, y aproveché el conocimiento de su perfil de twitter para seguirle desde entonces.

Si no cuidas tu identidad digital, tu mensaje off line pierde fuerza e incluso puede resultar perjudicado.

Si eres muy bueno en lo que haces, y tienes una buena identidad digital, demuestras que cuidas tu reputación, como un plus añadido a tu talento. Y entonces brillas.

¿Te has buscado en Google?


Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •