historiasdecracks

Una muy buena amiga, cliente de ING, me envía esta comunicación de ING a sus clientes.

¿Quién es Carina Szpilka? Me pregunto… e Internet me responde.

Carina se licenció en ICADE y, como yo,  estudió un Executive MBA en IE Business School. Su perfil de Linkedin está muy bien elaborado: escueto y concreto. Es el primer enlace que me aparece.

El segundo, su Twitter. Me gusta lo que leo. Estilo informal con contenido. Me da la sensación de cercanía y humanidad. Comienzo a seguirla.

Los siguientes enlaces, de periódicos on line refiriéndose a su nombramiento como CEO en España o comentando el encuentro on line que tendría lugar en Facebook el pasado 11 de mayo.

Carina respondió en directo a sus clientes. Se pueden todavía leer las preguntas que le hicieron y las respuestas de Carina.

Me parece una estupenda iniciativa por varias razones:

1. Lanzan el mensaje de que el cliente importa y que le escuchan. ¿Cuántas veces has podido hablar de tú a tú con el CEO de tu banco? Yo soy cliente de la Caixa y no recuerdo haber hablado sobre mis inquietudes con Fainé.

2. Convirtiendo en Community Manager a su CEO durante una hora confirma de forma fehaciente que toda la organización está orientada a ello.Un banco como ING Direct debe estar presente en redes sociales y usarlas como canal de comunicación.

3. Una institución que opera por internet y que no tiene una persona detrás de un mostrador a quién contar las penas, necesita humanizarse. Han tratado de asociar su imagen a personajes famosos (Fernando Alonso, Matías Prat o Nuria Roca), recurso que funciona muy bien para la marca pero ¿sirve para reforzar la sensación de cercanía al cliente?. Me parece muy acertado poner bajo los focos a alguien de la compañía, sobre todo si es su CEO: una mujer, joven, formada, usuaria de redes sociales y que habla directamente con sus clientes. Eso sí que diría yo que es asociar fuertemente los atributos de la empresa a los de una persona que la represente.

Eso sí que es unir marca personal y marca corporativa.

Muchos piensan que la marca personal sólo sirve para el individuo: para cambiar de trabajo, captar más clientes o ser muy conocido. Carina Szpilka es un claro ejemplo de cómo la marca personal puede reforzar la marca corporativa.

Empresas, no temáis de la marca personal de vuestros directivos. Pensad en ella como una fortaleza de la compañía, un valor que sumar al talento de las personas que trabajan en vuestra organización.

***

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •