historiasdecracks

Estaba yo el pasado viernes 29 de julio en el aeropuerto de Barajas esperando frente a la puerta de embarque cuando nos avisan que nuestro avión sale con una hora de retraso.  No me sorprendo mucho. Volar es lo que tiene y más con una low cost.


“Uno siempre sabe a la hora que llega a un aeropuerto, pero nunca a la que saldrá de él”

Casi dos horas más tarde conseguimos embarcar, pero -oh! sorpresa- una vez en el avión un azafato o TCP (Tripulante de Cabina de Pasajeros) me informa que todo es culpa de los controladores aéreos. Parece ser que hay otra huelga encubierta y que tendremos que esperar una hora más en el avión para despegar.

No me lo puedo creer. Otra vez este gremio machacando las vacaciones de los españolitos. Presa de indignación y frustración escribo en Twitter:

“Atrapada en un avión porque parece que los controladores vuelven a fastidiarle la vida a la gente. Sin comentarios”-

El caso es que una vez en el aire me quedé rumiando esta frase y sobre todo, la situación que dió lugar a ella.

Primero¿y si el azafato de la low cost ha tratado de quitarse el muerto de encima aprovechando la mala fama de los controladores aéreos? y

Segundo: con un gremio tan denostado, ¿qué le pasaría a un controlador aéreo si decidiera buscar trabajo en el mercado? independientemente de la reorientación profesional, ¿qué pasaría cuando llegara a la entrevista con aquél que estuvo atrapado en el aeropuerto aquel puente de diciembre? probablemente sería rechazado, nada más que por un sentimiento de revancha, justificado o no.


Ambas cuestiones están influenciadas por la reputación de este gremio, que tiene consecuencias negativas a título colectivo e individual.

Para el colectivo:

Han encontrado un chivo expiatorio para cada retraso

Han encontrado alguien a quién echar la culpa cada vez que se retrasa un avión

1. Reducción de la credibilidad.  Mucha gente desconocía el fondo del conflicto que dió origen a las huelgas, pero todo el mundo se sintió afectado por sus consecuencias. Su acción, que se entendió como desproporcionada, dejó tanta huella emocional que han perdido credibilidad, incluso en situaciones no relacionadas -como mi retraso en aquél día viernes de inicio de vacaciones-.

¿Seguirá siendo una profesión atractiva para los nuevos talentos?

2. Ha reducido su poder de atracción de nuevos talentos. De profesión desconocida a empleo en el punto de mira. Reduciéndose los excelentes paquetes retributivos y con una marca muy criticada ¿atraerá a nuevos talentos que renueven y mejoren el gremio año a año?

– Para el individuo:


1. La reputación del colectivo se contagia al individuo. Me puedo imaginar que tiene que ser muy pesado para el controlador aéreo contestar a la típica pregunta: “y tú ¿a qué te dedicas? “. Seguro que le habrá tocado escuchar algunos comentarios más o menos acertados y/o corteses.

¿Serán juzgados por sus acciones pasadas o por su talento?

2. Reorientar su carrera profesional les puede resultar más difícil. Al superar un proceso de selección, puede que se encuentren con algún pasajero enfadado al otro lado de la mesa. ¿Será neutral o se dejará influenciar por las penalidades sufridas a título particular?.

***

Alguien contestó a mi twitt diciendo: “Te rogaría q antes de difamar contrastaras un poco Hay saturación Aerea y un problema de falta de controladores aereos.Gracias”.

Efectivamente mi información era muy escasa y no la contrasté. No la puse en duda porque la reputación del gremio me hizo creer que era cierto. Y eso mismo es lo que dió origen a este post.

Así que te diré que tienes razón, aunque difamar es una palabra muy fea y que entraña un ánimo dañar del que yo carecía.

No pretendo entrar con este artículo en el fondo del asunto, del cual ciertamente no tengo conocimiento suficiente para emitir una opinión. Pero es evidente que la reputación del gremio se ha quedado muy perjudicada, y de eso y de las consecuencias para sus individuos es de lo que va este post.

Feliz puente de agosto.

***

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •