historiasdecracks

Hacía mucho tiempo que quería escribir de Martí.

Cuando estaba ideando el blog y pensando en quiénes serían “Los Cracks” a los que pediría participar, Martí era uno de mis elegidos. Pero curiosamente no me atreví a pedírselo directamente hasta hace relativamente poco.

Conocí a Martí hace muchos años, cuando él daba clases en el IE Law School y yo formaba parte de la Dirección. Creo que impartía derecho informático, pero realmente lo que les enseñaba era a ser abogados atípicos, cuando atípico significa creativo, vivo, despierto y agudo. Distinto.

Martí había estudiado también el Master en Asesoría Jurídica de Empresas del IE y, gracias a su brillantez, había sido fichado por Garrigues. Evolución perfecta y soñada para muchos abogados. Pero en lugar de continuar la carrera dentro del despacho decidió crear su propia compañía: Derecho.com. Lo hizo en el año 2.000, el año del cambio de milenio. Internet había dejado de ser un lugar extraño y desconocido al que se accedía con un módem con sonidos de Encuentros en la Tercera Fase. Era accesible y abría todo un mundo de oportunidades…y también de fracasos.

Internet abría muchas oportunidades…y fracasos

Pero Martí sabía lo que hacía. Derecho.com sigue siendo a día de hoy un referente en el sector y desde entonces Martí ha fundado diez empresas más.

El mundo del comercio electrónico le atrae, le divierte. Cuando nos sentamos a charlar, siempre somos como dos niños intercambiando juguetes y contando qué maravillas nuevas hemos descubierto. Eso es lo que más me gusta de Martí. Su conocimiento, su sencillez y su ilusión constante.

Recuerda que un día se dijo – “cuando sea mayor, no quiero mirar para atrás y decir “¿y si lo hubiera intentado?” – así que dejó su trabajo en una gran empresa y comenzó a emprender.

Sabe que la vida son cuatro días y que es mejor pasar disfrutándola.

Desde entonces intenta hacer las cosas que le gustan. Por eso es emprendedor. Para tener la libertad de dedicarse a impulsar proyectos que le apasionen.  La mejor señal de que lo está consiguiendo es que ni siquiera se acuerda de mirar el reloj durante el día.

Tiene además continuos hobbies, y sobre todo una familia a la que adora. Sabe que la vida son cuatro días y que es mejor pasar disfrutándola.

Es optimista por naturaleza. Le vuelve osado querer pasarlo bien y disfrutar de la vida. Le pregunté si le movía la pasión o la razón:

“Pasión para lanzar proyectos y razón para gestionar su crecimiento” – me contestó.

Las dos caras de la moneda de la vida para Martí: “la cara es la sonrisa de mis hijos y la cruz es ser consciente de nuestra fragilidad”.

La vida es una moneda de dos caras

Martí quería ser de pequeño astronauta. Incluso evaluó la posibilidad de ser piloto militar para así poder conducir un cohete. Sabe que algún día viajará por el espacio.

Porque en el cielo están las estrellas que en sus sueños quiere alcanzar y que en la vida toca ya.

***

Martí Manent nació en Mataró.

Ha fundado 10 empresas

Ha trabajado en Garrigues Abogados

Ha sido Presidente de la Asociación Española de Comercio Electrónico

Cofundador de la European Ecommerce Conference

Ha producido series de televisión

Director de Derecho.com www.derecho.com y elAbogado.com www.elAbogado.com

Vice Presidente de aDigital.org

Vice Presidente de Confianza Online

Profesor del Instituto de Empresa

Recomiendo seguir a Martí en el Twiiter, es una fuente muy interesante. @martimanent

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •