historiasdecracks

Hace ya varias semanas que Viadeo, una de las principales redes sociales profesionales, me envió este esquema que habían realizado sobre cómo buscar empleo usando las redes sociales.

Empleo SocialMedia Infográfico España

Como todos los recursos gráficos, me parece que de una forma sencilla y visual traslada el ABC del uso de las redes sociales en la búsqueda de trabajo. Muy práctico.

Y como todas las reglas, resulta demasiado general para aplicarlo a uno mismo. En marca personal no se debe generalizar, porque cada estrategia es distinta dependiendo del individuo y de sus objetivos.

Por ello indicaré algunas de las excepciones a estas reglas que existen desde mi punto de vista:

1. Construye presencia:


– Crea tu blog: La sugerencia de que uses un blog para crear presencia on line no funciona igual de bien para todos.  Hay que saber reflejar ideas y querer hacerlo:

Saber reflejar ideas: ¿tienes un conocimiento profundo en un tema para postear regularmente? En caso afirmativo, ¿tienes la constancia para hacerlo? Dejar abandonado un blog no da muy buena imagen.

Querer emitir opiniones: Tus opiniones te comprometen. “Eres esclavo de tus palabras y dueño de tu silencio”. Antes de volcar una opinión o crear una línea editorial piensa que la “ley de la coherencia” hará que estés públicamente comprometido con tus afirmaciones. Las personas cambiamos con el tiempo, evolucionamos. La imagen pública se puede convertir en un pesado lastre para nuestro proceso de renovación vital.

Crear un blog no es algo banal “para construir presencia on line!. Reflexiona sobre el “saber” y el “querer” y decide si tiene sentido para tí hacerlo.

2 y 3. Crea un curriculum y perfil social profesional .

 talento profesional

Estar en la red para difundir tu talento profesional

No hay que estar en todas las redes ni abrir la puerta de tu intimidad a todas ellas alegremente. Ni siquiera por pensar que así encontrarás antes trabajo. Hay que ser selectivo y cauto en la red y sobre todo, en la información que se vuelca.

  • Pon una foto, pero profesional. Evita las que sales con tus hijos y amigos de copas.
  • Actualiza el perfil y habla en titulares. Si alguien quiere entrar en los detalles más íntimos de tu carrera o de tu empresa que te contacte y se identifique.  Controla a quién le das información sensible y comparte abiertamente la información neutra.
  • Mantén una estrategia de conexión y de comunicación coherente y prudente.Tu perfil se completa con los contactos que tienes y con las afirmaciones que realizas en los “update”.

– No aceptes a quién no conoces si no sabes lo que le motiva para contactarte. Nunca sabes lo que hay detrás ¿es que no has visto Psicosis?.

– Las salidas de tono, bromas, críticas e intimidades guárdalos para el mundo off line o para el Facebook (cerrado a tus amigos). No culpes a los demás por juzgarte por una información que tú mismo proporcionas.

– Revisa tu perfil, pon lo que falte y quita lo que sobre.

4. Sácale partido a tu red.

Crea cluster de talento

Crea cluster de talento

Observa, comparte, crece. ¿Vendes o enriqueces?

Hay que aprender a leer, y a gestionar la red. Cuando estás la aprovechas, pero recuerda que el mundo también sigue girando fuera de la pantalla.

5. Consigue trabajo.

Consigue trabajo

Ponselo fácil a los reclutadores para que te encuentren

Usa las redes con los seleccionadores y empresas igual que ellos la usan contigo. Obtén información relevante que te sirva en el proceso.

Continua aprendiendo, una vez que entiendes el valor de la red y cómo compartir información, se convierte en tu mejor aliada para el aprendizaje continuo.

****

Ciertas profesiones no se han incorporado aún a las redes sociales, pero la penetración de Internet ha llegado ya a casi toda población y a la mayoría de las empresas. La venta de smartphones crece. La probabilidad de que alguien teclee tu nombre en un buscador para saber quién eres y qué haces ha aumentado exponencialmente y en breve será de un 100%.

¿Qué encontrarán sobre ti?

  1. Si la respuesta es nada, ¿crees que eso te beneficia?
  2. Si la respuesta es todo, ¿crees que eso te beneficia?
  3. La respuesta ha de ser: todo lo relevante para mi carrera y nada de lo que me perjudique o me comprometa de forma negativa.

***

Tener presencia no significa tener que postear o twittear cada minuto. Las estadísticas indican que un 5% de los usuarios genera el 95% del contenido. ¿Es posible estar siempre escuchando? ¿es necesario?

Es como si al inventar la televisión o la radio, las personas hubieran dejado toda su actividad para vivir pegada a ellas. Ocurrió, ¿verdad? Pero por poco tiempo.

Al fragmentarse en otros canales y medios de comunicación, las personas fueron escogiendo otras fuentes de información. A veces compran la prensa, a veces ven la tele o escuchan la radio. Y a veces se conectan a las redes sociales. Tan fácil y lógico como eso. No hay que vivir enganchado a nada que no sea la vida misma.

Como conclusión:

  1. Todo el mundo debe tener una identidad on line. Se ha convertido en una extensión de nuestra marca y no puedes permitirte no estar.
  2. Las reglas generales no valen para todo el mundo. De mínimo a máximos hay una inmensa gama de colores. Escoge el que más se adecúe a tí.
  3. Hay que ser selectivo y cauto en la red y sobre todo, en la información que se vuelca, aún más si estás buscando trabajo.
  4. Es difícil gestionar la creación de prejuicios. Desconoces quién lee tu perfil y cuál es la interpretación subjetiva que hace de todo lo que ve.  Gestionar la percepción de un lector desconocido es difícil. Por eso, trata de que siempre sea un fiel reflejo de tí. Ser tú mismo es la forma más fácil de acertar.

**

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •