historiasdecracks

Coincidiendo con la charla que impartiré sobre perfiles profesionales en Linkedin en Barcelona Activa el próximo 15 de diciembre, me he animado a publicar esta actualización del post que escribí hace casi dos años. La importancia de las redes sociales para destacar el valor profesional se ha consolidado desde entonces y, aunque el mensaje no ha cambiado, el uso de las redes sí ha evolucionado.

Por eso me decido a “reeditarlo” y completarlo. Publicaré dos artículos. El primero sobre LinkedIn, de forma específica, con consejos aplicables a otras redes sociales profesionales como  Xing, Viadeo, o cualquier otra que entre en el futuro a competir en este sector. En el segundo me centraré en Twitter.

LinkedIn LinkedIn ha conseguido liderar el segmento como red profesional de referencia en España, ganándole la batalla a otras, como por ejemplo Xing. Pero Linkedin y los usuarios deben saber que todas las redes sociales tienen un ciclo: nacimiento, asentamiento, crecimiento, éxito, madurez y declive. Hay que estudiar su evolución y saber cuándo incorporarse a ellas…o dejarlas.

El perfil en redes sociales da una imagen más completa del profesional que una hora de entrevista o un perfil psicotécnico. El cómo escribe el perfil, su política de conexiones y sus updates son fruto de al menos uno o dos años de actividad social. No hay dónde esconderse ni pose que se sostenga en la red durante todo ese tiempo.

Por eso hay que dedicarle tiempo y atención al completado del perfil y a la conversación que se mantiene de forma pública en la red. Y si consideras que “¡ese contenido era privado!” usa el email. Si publicas en abierto no reproches a los demás por leerlo.

Estas son mis recomendaciones a la hora de completar el perfil:

“Tu titular profesional” (“proffesional headline”)

El “titular profesional” está compuesto por palabras clave que los potenciales clientes o seleccionadores usan para localizar un profesional. A la hora de completar el perfil debemos ser lo más concretos posible pero sin ser demasiado específicos, para poder ser encontrados.

Se trata de emular el ejercicio de búsqueda que realizamos normalmente en GoogleoYahoo! para encontrar un servicio o producto que queremos comprar. La mejor prueba de que lo has hecho bien es pedirle a alguien de tu entorno que te busque, a ver si es capaz de encontrarte con las palabras con las que ella te identifique. Ya hablaba en otro artículo de la costumbre creciente de realizar ROPO personal “Research on Line Purchase Off Line” , el ejercicio de buscar en la red información sobre la persona con la que vas a reunirte, contratar, negociar, etc.

El profesional puede ser valioso para el mercado por una función (responsabilidad) que sabe realizar o por su profundo conocimiento de un sector.

Evalúa cuál de los dos tiene más peso en tu carrera o en tus prioridades y destácalo en primer lugar. Usa definiciones que sean sencillas y comprensibles para todos.

  1. Tu nombre

Pon un nombre que se identifique rápidamente contigo. Si te llamas Francisco Gabriel Sánchez, pero todo el mundo te llama Paco Sánchez, no lo compliques: PONLO ASÍ.

Si tienes un apellido compuesto y te llamas Francisco Gabriel Sánchez del Amo, pero todo el mundo te llama Paco del Amo: PONLO ASÍ

En la marca personal es muy importante el nombre que te has construido, y la notoriedad de ese nombre. No lo compliques después de tantos años de esfuerzo en crearlo.

Elige el titular que mejor se adapte a lo que ofreces profesionalmente

  1. Qué puesto ocupas

 

Es obvio si estás trabajando en una compañía, porque pones lo mismo que dicta tu tarjeta, siempre y cuando se entienda.

El problema es si:

  • Ya no estás trabajando: Pon lo que has hecho en último lugar
  • Quieres cambiar de trayectoria: Pon lo que quieres ser.

Ojo, que sea coherente y que tengas habilidades para ello.

podrías poner que:

  • Has trabajado de Adjunto a Dirección Financiera y ahora te defines como Jefe de Administración
  • Has sido Product Manager y ahora te defines como Consultor de Marketing
  • Has sido Recruiter (seleccionador de RRHH) y ahora te defines como Técnico de RRHH (de lo más particular a lo más general)

NO deberías poner que:

  • Has sido Adjunto a Dirección Financiera y ahora te defines como Director de Marketing, aunque hayas leído muchos libros
  • Has sido Product Manager y ahora te defines como Director de Diseño, si nunca has tocado un proceso creativo
  • Has sido Recruiter (seleccionador de RRHH) y ahora te defines como Consultor en Nuevas Tecnologías, porque piensas que Internet tiene mucho futuro y has hecho varias entrevistas a techies o geeks.

*Es muy importante la credibilidad y la honestidad. Si pones que sabes hacer algo y luego se demuestra que no, perderás la confianza de la red.

Si el nombre que asigna tu compañía a ese puesto es tan complejo que no lo entiende nadie, intenta buscarun término que defina muy bien lo que haces y que lo entienda todo el mundo. Evita los tecnicismos, las definiciones en inglés o las siglas (salvo que estén muy asumidas por el entorno profesional, como es el caso de CFO,CMOCEO que ya son por muchos conocidas).

 

Adicionalmente también está muy aceptado que incluyas adjetivos que describan tu seniority, como “experimentado”, “junior”, “senior”, etc

 

Si estás buscando una oportunidad o un cambio, y quieres que sea lo primero que se vea ponlo junto a tu nombre, pero NUNCA COMO ÚNICO TÍTULO, sino acompañando a qué sabes hacer.

 

podrías poner:

  • Paco del Amo, CFO buscando un nuevo reto profesional
  • Paco del Amo, Director Financiero buscando un nuevo proyecto profesional

No deberías poner:

  • Paco del Amo, estoy buscando trabajo
  • Paco del Amo at (……) el campo de la experiencia profesional dejado en blanco

Empresa en la que trabajas

Pon el nombre comercial.

Si no estás trabajando:

Es mejor poner tu localización geográfica o el sector en el que estás interesado (que puede ser amplio, pero que sirve de orientación al que lee).

Con qué has de tener cuidado:

 

  • Si te autodefines como Freelance o Autónomo:
    • Es muy acertado si es tu vocación ser profesional independiente, y no quieres volver (en un corto plazo) a una organización. Con esto defines tu situación profesional, disponibilidad, filosofía y dinámica de trabajo.
    • No es muy recomendablesi lo haces porque no sabes qué poner o te has quedado sin trabajo. Los profesionales, como casi todo, son más valorados si se saben deseados. Si la red piensa que no encuentras trabajo (y como no se sabe cuánto tiempo llevas en esa situación), puede creer que es porque no eres tan valioso. ¡No dejes que se formen una imagen equivocada de tí!.

 

  • Si te defines como emprendedor u “owner” de tu propia empresa:
    • Es muy acertado si usas las redes sociales para entablar relación con clientes o competidores. Estás remarcando tu condición de empresario y de emprendedor.
    • No es muy recomendable si en realidad lo empezaste como un proyecto temporal, y ahora prefieres reincorporarte a una compañía. Ésta puede creer que no tienes ninguna motivación por dejar de liderar tu propio proyecto. Para evitar cerrarte oportunidades es mejor definirte por el cargo que ocupas (Director General, Gerente, etc).

***

“Tu estado” (updating)

Es una herramienta muy útil para informar a los demás en qué estás trabajando. En el mundo publicitario lo podríamos comparar con un “claim profesional” bastante actualizado y dinámico.

Forma parte de tu marca personal, aquello que vayas “diciendo” irá formando tu reputación on line profesional. Si te consideras una persona muy leída, y te gusta comentar los libros que estás leyendo, si tienes orientación internacional y cuentas los viajes o relaciones en el extranjero que realizas, etc….También puedes usarlo para comentar tu estado profesional (buscando un nuevo reto, asumiendo la nueva dirección de marketing, etc).

Evita realizar updating de temas no profesionales (a menudo). Para eso está Facebook. Pero agregar una nota de humor no está de más, por ser profesional no tiene por qué ser aburrido. Puedes sincronizar los updates en las distintas redes sociales a las que perteneces con herramientas como Hootsuite, Tweetdeck .Hay muchas, usa la que te resulte más cómodo.

foto tomada de blog.linkedin.com

 

***

“Tu experiencia y estudios”

Completa por orden cronológico inverso (de lo más reciente a lo más antiguo) en qué empresas has estado junto al puesto que ocupaste. Lo más cómodo es volcar directamente la información del CV tradicional.

El contenido de cada posición debe ser sucinto y concreto, pero que sea capaz de transmitir a un solo golpe de vista qué has hecho en cada puesto.

Incluye si quieres responsabilidades y logros, pero no te extiendas demasiado. La información en redes no debe ser tan exhaustiva como en el CV.

No incluyas más información si has estado en un puesto en el que se entiende de forma clara tu posición (p.e. Director de Marketing de Coca-Cola). Amplía señalando mercados, ventas, presupuesto o número de personas en el equipo si has estado en una empresa desconocida (p.e. Director de Marketing de Tornillos Pérez). Si tu función no es obvia en una empresa conocida describe tus responsabilidades más importantes (p.e. Branch Director Coca-Cola). Si tu función no es conocida en una empresa sin marca, dimensiona el alcance de tu responsabilidad en tu mercado y compañía, y describe sucintamente tus principales funciones.

Cuida el tracto cronológico, que no se produzcan huecos no justificables. En la situación de crisis actual se está siendo mucho más permisivo con los periodos de inactividad profesional. Aún así, procura cubrirlos demostrando que has hecho algo que continúa incrementando tu talento y valor.

 

***

“Tu presencia en redes”

Websites:

Incluye si las tienes y las usas para fines profesionales tu Blog personal, o alias de Twitter. Son los complementos perfectos a tu perfil profesional. Si usas Twitter a título personal, no lo enlaces a tu perfil profesional. Si te diste de alta un día pero no lo usas, no lo enlaces a tu perfil profesional.

twitter bird

***

Cuida tu número y calidad de conexiones.

No se trata de tener “+ de 500 contactos”, sino de saber quiénes son esos 500…

Salvo si eres comercial o de la rama de RRHH, ¿tiene valor que tengas más de 1.500 contactos? Sobre todo si realizas invitaciones a desconocidos, ¿no pensarán que has alcanzado esa cifra invitando a quién no conocías?.

“Dime con quién andas y te diré quién eres”. ¿Y si has aceptado a alguien que tiene mala reputación en su sector y no lo sabes?

¿Están tus contactos seleccionados por tus intereses y experiencias? ¿Aportan valor a tu red?

Invita y acepta a aquellos contactos que conozcas o “reconozcas”, es decir, que identifiques con algunos de tus intereses o experiencias. El resto son desconocidos. ¿Los invitarías al cocktail de tu compañía? Si la respuesta es no, tampoco los invites a tu red.

Pide a alguien que haya trabajado contigo que te recomiende.

 

Si has hecho un cambio reciente de sector o de puesto, mejor si enfatiza tu adaptabilidad y el logro que has conseguido, fortalecerá tu nueva trayectoria profesional.

***

“Tu resumen profesional y especialidades”

Desde punto de vista de marca personal este apartado proporciona la oportunidad de posicionarse como realmente queremos que se nos perciba.

Es un campo de texto libre donde se puede destacar aquello que realmente te distingue y te diferencia.

 

En los nuevos CV se ha puesto de moda (con mucho acierto, desde mi punto de vista) un nuevo campo al inicio que explica las expectativas profesionales del candidatos, sus habilidades (soft skills) o fortalezas. Eso se puede incluir en este apartado de “Resume” on line. Como ejemplo:

  • Capacidad para liderar equipos
  • Habilidades de comunicación
  • Orientación a Objetivos
  • Si se es especialista o generalista dentro de un campo
  • Si se tiene experiencia en compañías multinacionales, Start-up, o como expatriado.
  • Idiomas

Y un larguísimo etcétera

Una de las máximas en este apartado debería ser:

“Pon lo primero lo que vaya lo primero”

Es decir, no caigas en la tentación de querer poner tanto, que al final sea un resumen (real) del CV, una repetición, o un cajón de sastre.

Prioriza qué es lo que quieres que lean primero sobre ti, elige tu atributo diferencial como profesional y enfatízalo.

Especialidades/Intereses

Basado en el sistema de etiquetas (tags), son conceptos que quieres que asocien a ti.Usa palabras clave.

Por ejemplo: Innovación, Responsabilidad sobre Cuenta de Resultados (P&L), Liderazgo de equipos, Entornos Digitales, y un largo etcétera.

También puedes usar LinkedinSkills para completar tu perfil, son etiquetas previamente configuradas.

***

Grupos a los que perteneces

Esta iniciativa une a personas con diferentes inquietudes con el objetivo de generar valor para todos. Aquellos a los que te unas definirá mucho tus áreas de interés, así que sé selectivo.

Otros añadidos:

Hay un sinfín de aplicaciones que ahora puedes incluir en tu perfil. Sólo voy a apuntar algunas:

  • “Reading List” de Amazon
  • My Travel (que indica dónde te encuentras en ese momento, muy útil si viajes bastante y quieres avisar a tus clientes y proveedores de tu disponibilidad.
  • Slideshow, para incorporar presentaciones sobre ponencias o tu compañía

Cada perfil será distinto porque cada profesional es diferente. En eso radica la belleza de la variedad y las oportunidades profesionales.

Siempre he considerado que se encuentra lo que se está buscando gracias a una mezcla de oportunidad e idoneidad. Ser exactamente lo que mejor encaja, pero sobre todo ser localizado en el momento oportuno para todas las partes implicadas.

Espero que este artículo sirva para dar herramientas a los profesionales para mejorar su posicionamiento profesional y su marca personal. Y por supuesto son bienvenidas sugerencias e ideas.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  • 73
  •  
  •  
  •