historiasdecracks

Uno de mis libros favoritos es Tipping Point de Malcolm Gladwell. De las muchas cosas interesantes que cuenta habla del “síndrome de las ventanas rotas“, un efecto que se aplicó en Nueva York a en los años 90 cuando George L. Kellin fue contratado como consultor para disminuir el alto índice de violencia de la ciudad. Esta teoría concluía que si no se borraban los efectos del vandalismo (como los cristales rotos, graffitis o basura) esos comportamientos tendían a repetirse y a aumentar. Los servicios de la ciudad se centraron en limpiar y reconstruir pequeños actos de vandalismo, con el objetivo de reducir estos comportamientos y prevenir otros de mayor grado como los asesinatos y robos con violencia. ¡Y funcionó!

El blog Microsiervos publicó un video en el que ejemplificaba muy bien esto y que nos recordaba esta teoría.

Un fotógrafo dejó una bicicleta aparcada en una calle del Soho de Nueva York y cada día durante un año completo le hizo una foto. Mientras la bicicleta se mantuvo en buen estado fue respetada, ¡casi 200 días!.  Pero un día perdió la botella de agua, otro la cesta, otro el sillín y en breve fue desmantelada hasta desaparecer completamente.

Si asimilamos esto a la marca personal nos damos cuenta de lo importante que es cuidarla todos los días. La marca ayuda a construir una reputación alineada con los objetivos personales. Si descuidamos un día un detalle no le damos mucha importancia, Al pensar que pasa inadvertido, nos relajamos un poco más, dejamos para más adelante la promoción de nuestros méritos, la actualización de nuestro perfil o la prudencia en nuestros comentarios.

Estos pequeños actos pueden provocar que la imagen de nuestro valor profesional se difumine en la mente de los demás. Actuar descuidadamente puede perjudicar nuestra reputación en algún aspecto.

Trabajar en la marca personal es algo más que leerse un libro o actualizar el perfil de Linkedin. Es actuar con conciencia en la dirección que favorezca nuestra reputación profesional. Es construir un mensaje de valor y comunicarlo con eficiencia. Es saber estar en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Cuida tu marca. Deja huella. No desaparezcas sin dejar rastro.

***

Gracias a Microsiervos por ser una fuente tan extraordinaria de conocimiento e inspiración.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •