historiasdecracks

La marca personal ayuda a la persona a enfocar cuáles son las necesidades que el mercado profesional necesita y conseguir que ese mercado le identifique como el más adecuado para cubrirlas.

Una encuesta realizada por ManPower en 2010/2011 reflejaba los siguientes datos:

  • El 34% de los reclutadores afirman que no encuentran los perfiles que buscan
  • El 46 % de los directores de RRHH afirman que tienen un gap entre el talento en la empresa y los objetivos estratégicos a alcanzar
  • Sólo el 27% de los directores de RRHH consideran que tienen el talento adecuado.

Analizando estos datos es concluyente las empresas no encuentran los perfiles que buscan.

Y no se refieren a perfiles muy técnicos como informática y programación, por ejemplo. La siguiente gráfica publicada en The Economist muestra los perfiles más complejos de encontrar:

las empresas no encuentran los perfiles que buscan


El primero efectivamente es para un perfil técnico, pero ¿y el segundo? ¡Vendedores! y el tercero ¡expertos en comercio!…luego ingenieros y después ¡mano de obra no cualificada! y tras eso en sexto y séptimo lugar ¡gestores! y ¡personal financiero y contable!.

Es decir, los perfiles IT ciertamente son complejos de cubrir pero no tanto como los vendedores, gestores, financieros y contables, etc…

¿Cómo puede ser que no se cubran estos puestos? ¿Cómo puede ser que no se tenga el talento que se necesita dentro de las empresas?

Claramente hay oportunidades para los profesionales. Sólo que hay que cualificarse para ser adecuado y estar allá donde el reclutador busque. ¿Cómo?

1. Adquiriendo el conocimiento (aptitud):

Como futuro candidato, hay que actuar. Todo el tiempo en el que se da vueltas a que no se encuentra trabajo con lo que se sabe hacer es tiempo perdido para aprender algo de lo que sí se obtenga empleo. Como dato, en 2012 en USA hay más desarrolladores de apps que agricultores. Muchos de ellos se pusieron las pilas para aprender a hacer algo que nadie sabía.

Y sobre todo, hay que dominar el inglés a la perfección.

2. Teniendo el carácter más adecuado (actitud):

La buena noticia es que todos somos muy distintos, y el que no encaja en un sitio se integra a la perfección en otro. Ahí radica la belleza de la diversidad del talento. Hay que recordar que las luces  de las personas son sus sombras. Hay que buscar incesantemente el sitio donde se brille más.

3. Promoviendo la oportunidad (estar en el sitio y el momento adecuado): Además de la búsqueda de empleo “activa” como enviar CV, muchas ofertas llegan cuando el candidato está “pasivo” y alguien le encuentra.

Las redes sociales profesionales, como por ejemplo Linkedin, Viadeo, Google+ son el lugar perfecto para que los contratadores encuentren sus candidatos. Si un profesional se ha preocupado por estar cualificado y ser adecuado y es buscado por el mercado, ¿hará por ser encontrado? ¿habrá definido su talento usando la marca personal para ser localizado y elegido?

Cuidado. A veces crear un perfil sólo en la red profesional más popular es insuficiente. ¿Es esa red líder en el mercado al que se dirige? ¿Cuenta entre sus clientes el tipo de empresa que le interesa? Para aumentar las posibilidades, hay que multiplicar las oportunidades. Estudiar las redes en las que se necesita estar según su mercado, habilidades e intereses. A veces las oportunidades están en otra red distinta a la que todo el mundo piensa.

Como conclusión, siempre hay necesidad de talento. Pero hay que saber que la necesidad de cualificación varía, su adecuación depende y su rango de oportunidad se amplía.

Hay que multiplicar las opciones para estar en todas las redes sociales profesionales que puedan conducir el talento hasta su mejor oportunidad profesional. Una oportunidad para la que se ha preparado hasta ser idóneo.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •