historiasdecracks

La calculadora más básica realiza operaciones complejas matemáticas en segundos para las que un hombre necesitará horas.

Un robot articulado es más preciso en una cadena de montaje que un humano.

En 2011 el super-ordenador de IBM Watson fue capaz de ganar el popular concurso de televisión Jeopardy, una especie de ‘trivial’ americano en el que batió a los dos mejores jugadores de su historia demostrando que podía llegar a “razonar” hasta encontrar las mejores respuestas.

Algunos de los más reputados científicos y empresarios del mundo como Stephen Hawking, Elon Musk y Bill Gates han llamado la atención sobre el avance de la inteligencia artificial en algunos campos.

Hoy miles de empleados son sustituidos diariamente por software, hardware y robótica porque son más económicos, eficientes y rápidos que ellos.  Y ante esta realidad, autores como Erik Brynjolfsson, Andrew McAfee con su libro The Second Machine Age o yo con El Mapa de Tu Talento defendemos que las personas seguirán siendo relevantes en el mundo profesional. Creemos en el valor del talento humano por su capacidad creativa, social e intelectual. En su raciocinio. En su capacidad de pensar y hacerse preguntas trascendentes. De buscar la sabiduría.

En definitiva, su capacidad para establecer de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano. 

Que no es otra que la definición de Filosofía que nos da el diccionario de la Real Academia Española.

Y si son vamos a una definición más popular, de Wikipedia:

La filosofía (del latín philosophĭa, y este del griego antiguo φιλοσοφία, «amor por la sabiduría») es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje.

Estamos en un momento de verdadera pasión por investigación científica y es cierto que nuestros hijos tienen que estudiar y profundizar en las ramas más técnicas y dominar al menos dos lenguas. Y como sabéis soy defensora de que todos aprendan a programar, niños y niñas por igual, como he explicado en muchas ocasiones en el movimiento de #HijasDigitales.  El mundo tecnológico y globalizado en el que vivimos así lo requiere.

Pero además de tecnológico y globalizado, este es un mundo de 7.000 millones de personas. Millones de almas que se preguntan cada día qué sentido tiene su existencia y hacia dónde se supone que les lleva el progreso. Personas que necesitarán de la filosofía para responderse preguntas que la ciencia no ofrece, preguntas del yo, de la trascendencia humana, del sentido de la existencia. Preguntas que otros se hicieron antes que nosotros y para las que que con extrema inteligencia ofrecieron profundas respuestas.

  • Estudiar filosofía es aprender a consolar el alma, conectar nuestra existencia con la felicidad y saber cómo alejar la angustia que a veces sentimos en la vida.
  • Estudiar filosofía es contar con herramientas que nos ayuden a entender el entorno social y superar mejor la adaptación a una realidad que resulta en ocasiones agresiva emocionalmente.
  • Estudiar filosofía es alentar la creatividad y la inteligencia emocional, lo que asegurará empleos a los humanos que las máquinas (por ahora) no le podrá quitar.

Cuando Alfred Nobel creo los premios que llevan su nombre quiso incentivar con reconocimiento y dinero la actividad científica, cuando ésta justo comenzaba a despuntar. Pero junto a los puramente científicos creó dos premios de humanidades: el de literatura, para impulsar a aquellos autores que alimentaran las ideas y el de la Paz para reconocer y aplaudir la obra social. El afamado ingeniero químico podría haber ayudado sólo a los de su gremio, pero era el impulso del conocimiento en pro de la Humanidad lo que le hizo incorporar disciplinas variadas. Ciencias y Letras.

Si queremos que nuestros hijos tengan más herramientas para trabajar y ser felices en el mundo complejo que se avecina debemos luchar por que se les siga enseñando Filosofía.

Apóyanos. Da tu firma. Entra en el siguiente enlace y únete. #SalvemoslaFilosofía

Campaña de Change.org

 

 

 

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •