historiasdecracks

El otro día una persona me pidió mi opinión sobre los test de orientación profesional y como no los había probado nunca- ya soy algo vieja- me puse a indagar.

 

Cómo se usan los test de orientación profesional

 

No tuve que buscar mucho para encontrar bastantes páginas Web que ofrecían test de orientación profesional gratuitos o por un módico precio. Tuve la paciencia de contestar las muchas preguntas que me plateaban en varios para hacerme una idea de las diferencias entre ellos. Algunos me planteaban 70, otros 100 e incluso algunos alcanzaron las 150 preguntas. Click, click, click: “Sí”, “No”, “A veces” iba lanzando mis respuestas.

 

Cuánta curiosidad por conocer el resultado. Iba contestando con total honestidad. ¿Y si resulta que me descubrían algo sobre mi talento que yo no sabía? ¿Acertarían en lo que había sido mi trayectoria profesional?.

 

Por fin. Pulsé “enviar”.

 

En la primera web pensé que se había producido un error. Le dí al botón de “atrás”. Volví a enviar resultados y la respuesta que obtuve me produjo una total decepción. Estaba frente a una página con una retahíla de anuncios sobre cursos de formación de disciplinas muy variadas sin ningún orden ni aparente conexión.

 

Pensé que había hecho algo mal.

 

Probé la segunda Web con esperanza. Esta vez en lugar de preguntarme si me veía en esta o aquella actividad me preguntaban constantemente qué me gustaba, con qué disfrutaba más. Mismo resultado. Y cuando digo mismo es en sentido literal. Me envió al mismo “site” de Internet con una lista parecida de cursos desorganizados. Confieso que ya no me puse a comparar si habían sido exactamente los mismos o no, sólo sé que no me pareció de si yo fuera un profesional que estuviera con dudas sobre la dirección a tomar me ayudaría mucho.

 

Quise probar una tercera por aquello de no hay dos sin tres.  Por fin algo distinto.

Me mostraron esta lista:

 

  1. Profesiones Administrativas y Contables:
  2. Profesiones Humanísticas y Sociales:
  3. Actividades Artísticas:
  4. Medicina y Ciencias de la Salud:
  5. Ingeniería e Informática:
  6. Defensa y Seguridad:
  7. Ciencias Puras, Agrarias, Medio Ambientales:

 

Qué bien. El test de orientación profesional me dijo que lo mismo podía ser contable, administrativa, profesora, político, pintora, redactora, médico, enfermera, radióloga, cirujana, ingeniera, informática, militar, hacker, matemática, agrónoma y química.

 

¿Funcionan los test de orientación?

 

Estos que yo probé no. Por 2 razones:

 

  1. Se dedican a acotar alternativas sólo en base a los gustos y motivaciones del profesional.

 

Preguntan como escribes, si te gusta leer, si te gustan los animales, si tienes curiosidad por saber cómo funcionaban los juguetes, si eres organizado, si eres ágil con el cálculo mental, si realizarías una actividad en tu comunidad, si trabajarías de peón, si te hubiera gustado ser artista o trabajar en un hospital, si eres capaz de convencer a los otros o si ayudas a tus amigos y les consuelas cuando están tristes. Si trabajarías redactando un artículo económico para un periódico o si diseccionarías una célula en un laboratorio. Si te consideras un manitas, te gusta dibujar o jugar con arcilla…y no sé cuantas estupideces más construyendo una conexión facilona de estereotipos que como headhunter bien sé que en la realidad profesional no siempre se cumple.

 

  1. No tienen en cuenta la demanda de empleo, sólo la oferta de talento.

 

¿Qué es lo que realmente se necesita? Me parece muy bien que te guste mucho pintar y jugar con arcilla pero ¿no habrías pensado nunca en programar un video-juego?

Si te interesa el medioambiente te dirá que hagas ciencias o ingeniería pero quizás lo que puedes llegar a ser es un buen letrado que asesore en la creación y aplicación de leyes protectoras de la naturaleza.

Conectar con la vocación profesional o con una actividad que sea adecuada para tu talento depende en gran medida de las posibilidades que hay.

Estos test no ofrecen al profesional ninguna visión sobre las alternativas reales y además acentúan la errónea creencia de que podrán encontrar aquello que buscan, sea lo que sea.

La realidad es que no. Encontrarán lo que les gusta si es algo que el mercado profesional necesita. En caso contrario tendrán que trabajar en otra cosa y dedicarse a su pasión como pasatiempo. Así es la realidad del mercado laboral y considero que estos test deberían explicarlo aunque fuera con letra pequeña.

Ejemplos de test de orientación laboral

 

Buscando a nivel internacional he encontrado páginas que están mejor diseñadas y aportan un mayor valor al profesional.

 

Algunas, como esta llamada Seek en Australia https://www.seeklearning.com.au/explore-career-insights conecta muy bien la oferta y la demanda explicando al profesional las alternativas que existen en el mercado e incentivando la formación continua- tan necesaria-. Aportan una buena selección de cursos bien estructurada e incluso ofrecen el soporte de un asesor.

 

También me ha gustado esta canadiense http://www.jobbank.gc.ca/content_pieces-eng.do?cid=5223

 

Te propone alternativas a explorar según las condiciones que impone el mercado o tus aspiraciones personales. Un tipo de trabajo, el salario al que aspires, la educación que tengas o estés dispuesto a adquirir…me parece honesta, te ayuda a entender que la vida es elección.

 

Estas son mis impresiones después de un primer análisis a vista de pájaro y conducen a la conclusión de que los test de orientación profesional extranjeros están mejor planteados que los caseros. Mi recomendación es que los profesionales españoles acudáis a los sites internacionales hasta que alguna avispada empresa nacional sepa hacerlo mejor y nos ofrezca algo que merezca la pena.

 

Arancha Ruiz y el talento en el entorno desconocido

 

Hace algún tiempo participé en este evento de TEDx dirigido a jóvenes. En él me pidieron que hablara sobre el talento en el entorno desconocido y mis palabras quisieron inspirar a los jóvenes –y no tan jóvenes- para que buscaran la mejor oportunidad para su talento observando las necesidades a su alrededor. Y que no olvidaran nunca identificar cuál era su mejor talento para ese entorno.

 

Los gustos y las habilidades son criterios muy válidos para hacer una primera aproximación a qué se puede hacer a nivel profesional. Pero necesitan estar situadas en un contexto real y esto por el momento lo aportan muy pocos.

 

Os dejo con el video.

 

 

Test de Perfil Profesional

 

Existen muchas páginas Web que ofrecen test de orientación profesional gratuitos o por poco precio.

 

Son unos amplios cuestionarios sobre preferencias y personalidad en la que contestando a cómo te comportas en algunas situaciones o qué materias prefieres van segmentando las opciones de estudios, carreras o campos que te pueden gustar o interesar más.

 

El objetivo es muy bueno, ayudar a simplificar. Orientar. No creo que pueda sustituir a muchos de los orientadores profesionales que hacen una gran labor en institutos y universidades pero como primer recurso no está mal. Tengo dudas sobre si la base de datos sobre la que sustenta sus respuestas es suficientemente amplia como para ser muy fiel en algunas de las que se ofrecen por internet, por lo que recomiendo ir a páginas testadas o refrendadas por instituciones reconocidas.

 

Por otro lado me gustaría advertir que muchas de estas páginas están creadas para facilitar la venta de cursos de formación y que el profesional o joven debe cuidar mucho creerse a pies juntillas todo lo que le digan.

 

Muchos de estos test de orientación definen alternativas en base a los intereses o comportamientos (pasatiempos y costumbres) en lugar de hacerlo en función de las opciones reales del mercado.

 

Por ejemplo, si te gusta mucho leer puede que te animen a ser bibliotecario pero puede que en tu localidad no haya posiciones para esta profesión y después de invertir tiempo en tu capacitación para este empleo descubras que no existe posibilidades a medio plazo para aplicar a esta posición.

 

Estos test no ofrecen al profesional ninguna visión sobre las alternativas reales y además acentúan la errónea creencia de que podrán encontrar aquello que buscan, sea lo que sea.

La realidad es que no. Encontrarán lo que les gusta si es algo que el mercado profesional necesita. En caso contrario tendrán que trabajar en otra cosa y dedicarse a su pasión como pasatiempo. Así es la realidad del mercado laboral y considero que estos test deberían explicarlo aunque fuera con letra pequeña.

 

Test de Aptitud Profesional

 

¿Realmente existe un test que te diga si eres apto para un empleo o no? La verdad es que sí.

 

¿Y se equivocan? Poco.

 

Ahora bien, los test que aciertan están muy bien parametrizados (es decir, las preguntas están muy bien planteadas sin lugar a malinterpretaciones o errores) y sus evaluaciones se obtienen al contrastar las respuestas con una base de datos lo suficientemente amplia para asegurar la fiabilidad de su conclusión. Cuando estas dos condiciones se cumplen: preguntas certeras y base de datos adecuada, hay que fiarse.

 

Estos test son caros y no suelen los que fácilmente son encontrados en internet bajo el reclamo de “Haz un test de aptitud profesional gratuito y descubre tu mejor talento”. Son de mucho valor y suelen estar en poder de las empresas de evaluación de talento que los venden a un alto precio a sus clientes, organizaciones que necesitan evaluar la capacitación y potencialidad de sus profesionales.

 

Aciertan, pero no para siempre

 

El resultado suele tener una validez de unos dos años, transcurrido el cual se considera que el profesional puede haber aprendido, evolucionado o cambiado sus aptitudes y por lo tanto es necesario repetirlo.

 

Aptitudes sí, actitudes cuidado

 

El único riesgo que veo al abuso de este tipo de test es generalizar su uso para todo. Es decir, un test de aptitud ayuda a medir la capacidad de un profesional para abordar un reto (sus habilidades comerciales, analíticas, sus conocimientos técnicos concretos, etc) pero no debería entrar en determinar en demasía las actitudes del profesional (su estilo de comunicación directo o emocional, su rol en el equipo de liderazgo o participación) porque produce un efecto pernicioso. Al ser definido en un rol o actitud su entorno le trata bajo el prisma de esa característica acentuándola. Eso puede limitar el crecimiento del profesional hacia otras habilidades, como una “cámara de eco” actitudinal que refuerza una y otra vez un comportamiento y limita la creatividad.

 

Las herramientas de identificación de aptitudes deben estar al servicio del objetivo: la mejor gestión del talento y no deben nunca limitarlo.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •