historiasdecracks

Qué significa la polarización del mercado de empleo

Los profesionales nos hemos enfrentado a dos grandes retos en el siglo XX: la globalización y la tecnología.

  • Debido a la Globalización un gran número de empleos- principalmente en manufactura- fueron trasladados de países desarrollados a países en vías de desarrollo donde la mano de obra era mucho más barata.
  • La tecnología cambió trabajadores por robos, hardware y software.

Estos 2 retos han dejado un mercado de laboral polarizado:

  • Empleos de Perfil Alto para profesionales con conocimiento, experiencia, creatividad, liderazgo y habilidades de colaboración.
  • Empleos de Perfil Bajo resultante de una política de eficiencia de costes cuyos salarios son más baratos que la inversión de trasladarlos al extranjero o reemplazarlos por tecnología.

¿Dónde están los empleos de mediana cualificación?

Los empleos de perfil medio, aquellos que crearon la clase media y el estado de bienestar están decayendo: la globalización y la tecnología los golpearon con fiereza e incluso ahora que la manufactura está volviendo a casa, los trabajos de este segmento no están volviendo con el resto de empleos.

Los profesionales de mediana cualificación solo están teniendo 2 opciones: subir o bajar.

  • “Subir” significa adquirir alta habilidades a través un proceso caro y que requiere mucho esfuerzo.
  • “Bajar” significa competir con profesionales de menos cualificación por trabajos y salarios por debajo de sus expectativas, capacidades y nivel económico. “Bajar” es muy ineficiente en términos económicos pero sobre todo es una terrible fuente de ansiedad social y frustración.

¿Qué etiqueta de cualificación tengo?

Identificar qué significa “talento medianamente cualificado” es de vital importancia. La línea entre alto y medio se mueve continuamente y de forma muy rápida.

Mientras ser un “medianamente cualificado” hace 20 años significaba saber leer, escribir y colabora con otros, hoy incluye habilidades digitales y una sofisticada competencia lingüística y social para poder trabajar en un entorno global.

¿Qué significará en 5, 10 o 20 años?

El nuevo reto para el talento es que cualquier talento, incluido el de alta cualificación, puede moverse desde su posición a la inmediatamente inferior. Todos los profesionales están en riesgo de bajar.

Las 3 actitudes que mantienen el talento

Sólo 3 actitudes pueden ayudarles a no hacerlo:

  1. Aprender de forma continua
  2. Nunca ir solo
  3. Nunca rendirse
  1. 1. Aprender de forma continua: Muchos Estados e Instituciones como el prestigioso Think Tank IPPR están muy concienciados y trabajando sin descanso para ayudar al talento medianamente cualificado a llegar al nivel más alto y mantenerlo allí a través de ambiciosos y amplios programas de educación bajo el concepto de “Life Long Learning”.
  2. 2. Nunca ir solo: A un alto nivel, los profesionales trabajan en entornos altamente competitivos y dinámicos. Podría ser fácil creer que ser bueno, incluso ser el mejor bastaría para triunfar de forma sostenida. Pero no es cierto. “Colaboración es la nueva competitividad”. Líderes y organizaciones se están dando cuenta de que incluso sus mejores esfuerzos individuales no son suficientes para tener éxito en el contexto actual complejo e interconectado.
    1. a. En el siglo XXI la colaboración sucede incluso entre competidores en un fenómeno conocido como “Coo-petición”: colaborar para competir. Un ejemplo a mencionar es cuando Sony y Samsung se unieron para desarrollar y fabricar los paneles de pantalla plana LCD en el año 2004. Desde entonces han existido muchos más casos de competidores unidos para solventar un reto complejo.
    2. b. La diversidad del grupo también es clave. Agruparse en sujetos similares limita la creatividad y produce un “echo chamber” o “cámara de eco”: una situación en la que las ideas, información y creencias son amplificadas y reforzadas por la comunicación cerrada y la repetición. Dentro del grupo el efecto “cámara de eco” hace que se abracen ideas e información que refuerzan su opinión y creencias polarizando los puntos de vista de los grupos y sociedades e impidiendo la creatividad.
  3. 3. Nunca rendirse. Como headhunter y especialista en marca personal he observado y conocido miles de trayectorias de profesionales y os puedo decir que además de las dos actitudes anteriores hay una tercera fundamental para mantener el valor del talento: nunca rendirse. Lamentablemente muchos abandonan.

Qué hacer con lo que han hecho de nosotros

«Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros». Jean Paul Satre.

Podríamos quejarnos y llorar. Quedarnos sentados y lamentarnos. Pero eso no cambiará la situación que nos rodea. Actuar sí.

Conectar y crecer, realizarse y trascender depende en gran medida del esfuerzo que cada uno ponga en que los demás sepan lo extraordinario que es y en la capacidad de relación con los que le ayudarán a construir los pilares de su proyecto y talento. La marca personal es una herramienta válida y también hay otras, como el coaching de carrera y el mentoring. La polarización del talento ha sido una larga sombra que se ha proyectado sobre todos nosotros y los que han sentido su presencia antes han sabido adelantarse a los tiempos y trabajar su talento y su marca personal para no caer en el segmento inferior del mercado de empleo.

Pon ya manos a la obra. Si quieres tener éxito en tu carrera profesional y ayudar a otros a tenerlo, si no quieres caer de tu segmento profesional al de más abajo en este mercado laboral ya polarizado, recuerda que tendrás que aprender de forma constante, colaborar con otros y nunca, jamás, abandonar.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •