historiasdecracks

“Arancha, ha sido muy potente tener estas 2 sesiones contigo. Además el timing ha sido tremendo pues salí tan convencido de mi talento que me fui a la entrevista y ahora soy sales director de una empresa de sector salud que empieza con un gran equipo! ¡Estoy feliz!”

Este es uno de los muchos emails que he recibido a lo largo de mi carrera como consultora de marca personal y que me demuestran una y otra vez que trabajar la marca personal funciona. Y os lo digo porque lo he visto con mis propios ojos. Esa es la ventaja de llevar tanto tiempo –este año cumplo una década en el sector- y trabajar con más de 500 profesionales, directivos y emprendedores.

Para acertar con la mejor estrategia de marca personal es fundamental el análisis. Muchas veces pienso que se parece en algo a la función de un médico: observar, hacer un diagnóstico y prescribir un tratamiento.

Para lo que vendrían a ser las pruebas médicas se usan herramientas de análisis de la persona y el entorno: qué piensa esa persona de sí misma, qué piensa su entorno de ella y qué observamos los evaluadores de talento. Yo en mi caso uso la metodología que en su día publiqué en el libro “El Mapa de tu Talento”. Con toda esa información se puede identificar qué cualidad es la más valiosa y tiene un mayor potencial para convertirse en la punta de lanza de toda la estrategia de marca personal de cualquier profesional.

Cada caso es único

Lo apasionante de esta disciplina (y también su mayor complejidad) es que cada caso es distinto. La marca personal no clasifica a las personas en grupos o caracteres sino todo lo contrario. Su objetivo es intensificar su diferencia a través de un plan personalizado y distinto que ayude a ese profesional a ser valioso y por encima de todo: único.

Por ejemplo el profesional autor del email de agradecimiento desconocía cuál era su mejor talento. La falta de seguridad sobre sus verdaderos atributos le hacía parecer inseguro y volátil. En el momento en que encontramos la clave de su estrategia de marca personal fue como encender la mecha de un cohete que voló a gran velocidad y seguridad hacia su objetivo. Ya nada le podría parar.

En busca del “click”

Cuando encuentras el click a cada caso es muy fácil definir una estrategia en la que poner foco y brillar. El click es identificar cuál es, de todas los factores que influencian a la persona (su talento, su contexto, sus capacidades) el más diferencial y prioritario del que ha de manar toda la estructura de su marca.

A veces es un talento que desconocía. En otras es definir la diferencia. En otras saber realmente lo que motiva al profesional. También saber realizar un entramado de networking valioso. O estructurar bien el mensaje.

He de decir que en mi experiencia, la mayoría de los clientes que han acudido a mí son profesionales que han avanzado en el trabajo de su marca personal y que necesitan del consultor encontrar algo que se le resiste y/o que no acaban de identificar. Por eso el análisis para encontrar “el click” es el verdadero valor que como consultores les podemos aportar.

Algunos ejemplos en el ámbito de la empresa

Muchos creen que la marca personal es sólo para encontrar empleo pero nada más lejos de la realidad. Muchos son profesionales y directivos que han trabajado su marca personal para entrar y crecer dentro de empresas.

Como cuando Laura -27 años, la cliente más joven que he tenido nunca- quiso realizar un proceso de marca personal para ganar seguridad en su puesto de gestión en una importante entidad financiera. Terminó descubriendo que su línea vocacional no estaba en gestión de finanzas y personas sino en educación. Después de grandes sacrificios y una voluntad de hierro, hoy Laura es Learning and Talent Manager en ING Direct en Alemania.

Olivier, un experimentado ejecutivo de una multinacional japonesa de primer nivel descubrió que el click de su marca personal era transmitir sus fortalezas y debilidades como parte de su carisma y carácter y que su edad, en lugar de ser un factor limitante, era un activo para continuar una carrera meteórica y ascendente.

Ian era un directivo motivador y de carácter llano al que tildaban de blando en su entorno por ser éste muy jerárquico y autoritario. El click fue identificar que su entorno no asociaba motivación con liderazgo. La solución surgió al trabajar un mensaje que explicara su estilo de liderazgo motivacional que mejoró la percepción de sus colegas y superiores sobre sus capacidades.

En Mikel el click fue identificar una incoherencia entre lo que él creía que era su mejor atributo y lo que los demás pensaban de él. Mikel estaba convencido de que su mayor atributo era ser un ejecutivo cumplidor y milimetrado y descubrimos que era muy admirado por su gran capacidad de innovación. Alinear todo en uno le hizo ganar más poder y autonomía dentro de su organización y aumentar su liderazgo.

Si quieres milagros, hazlos

Los consultores de marca personal no somos mecánicos de chapa y pintura, ni brujos con bola de cristal y ases en la manga. Somos profesionales que analizamos, diagnosticamos y proponemos al cliente un cambio en su mensaje y estrategia de networking para impulsar la realización de sus objetivos profesionales.

Igual que si alguien quiere curarse ha de cumplir el tratamiento que le ha puesto el médico, cuando quieren que la marca personal funcione nada como seguir el plan de mensaje y networking de forma constante y metódica. No sé si milagros, pero suceden cosas maravillosas.

Como así lo cuenta Laura, una cliente que me escribió también este mes:

“Me siento increíblemente afortunada y agradecida. Siento que la inversión en reflexión y espacio de trabajo personal ha dado frutos y ahora tengo tres proyectos muy interesantes encima de la mesa…Ahora he de reflexionar y planificar para el largo plazo. Simplemente quería compartirlo por haber sido una persona que me ha ayudado en este camino”.

Qué gran satisfacción como consultor ver cómo los planes de futuro se hacen realidad gracias al buen uso de la marca personal.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •