historiasdecracks

Una lección bien aprendida con la práctica de la consultoría en marca personal es:

“Identifica siempre el entorno cultural más afín para el talento”

Como todos sabéis “Cultura de empresa” es el conjunto de creencias que comparten los miembros de una organización.

¿Conoces todos los tipos de cultura empresarial?

Cuando categorizamos un tipo de cultura de empresa usualmente nos guiamos por esta clasificación:

  • Cultura familiar profesionalizada
  • – En el caso de las empresas familiares, la cultura suele estar marcada por la personalidad del fundador y hay una cierta tendencia a cuidar del grupo como si fuera una familia.
  • – En las empresas profesionalizadas se alcanzan las posiciones jerárquicas a base de mérito, talento, educación, competencia o aptitud específica para un determinado puesto de trabajo
  • Cultura de empresa nacional ó internacional, según su actividad esté centrada en un mercado local, regional, nacional o multinacional. Las últimas requieren perfiles y profesionales de mentalidad global, con capacidades para operar en mercados distintos al propio. Las primeras suelen basar su ventaja competitiva en el buen conocimiento de su mercado, cliente y afinidad con sus costumbres.
  • Cultura flexible o jerárquica: según tengan cadenas de mando más horizontales o verticales, con más o menos procesos.
  • Cultura de Pymes ó de gran empresa, las primeras con perfiles orientados a la transversalidad y que disfrutan de la multitarea o con una cultura de hiper-especialización y procesos.

Pero he aquí que hay otro elemento de clasificación que pasa muchas veces desapercibido.

Cultura competitiva y cultura colaborativa

  • Una cultura competitiva fomenta acciones ofensivas y defensivas dentro de la organización al carecer de líneas certeras sobre las funciones y responsabilidades de cada una de las unidades. Es conocida coloquialmente como “gestión por conflicto”. Todos pueden ir a todo para alcanzar la visión del negocio existiendo muchas zonas grises donde varios colegas pueden estar compitiendo entre sí.
  • Una cultura colaborativa fomenta la relación de personas y acciones en torno a un propósito bien establecido. Existen responsabilidades y objetivos marcados y delimitados.

Tú eres bueno pero éste no es tu sitio

A veces el profesional cree que no encaja porque no se esfuerza lo suficiente o hay algo que le falla o hace mal. Pero en muchas ocasiones la razón es otra y como consultor de marca personal es clave saber encontrarla.

Como por ejemplo en estos dos casos en los que precisamente detectamos esa situación.

  • En el primer caso, la directiva era una profesional con una gran mente estratégica, experiencia en mercados globales y una gran orientación al aprendizaje continuo. Ella creía que su gran debilidad era la comunicación con los equipos y colegas.
  • En el segundo caso, el profesional era un consultor de IT/SI (sistemas de información y software) con una amplia experiencia internacional en empresas de primer nivel que trabaja de encontrar la mejor característica para definir su carisma.

Al analizar su entorno, cultura, fortalezas y reputación se puso de manifiesto que no tenían un problema de comunicación o falta de definición de su atributo más carismático.

Ellos sentían que no estaban dando su máximo y su reputación se había sido afectada por otra razón difícil de percibir a simple vista: no había un match entre talento y la cultura empresarial.

El método para diagnosticar el mejor entorno para cada talento

Hemos comentado en Historias de Cracks en más de una ocasión la importancia de encontrar el entorno profesional más ideal para el “Flow Profesional” de Csikszentmihalyi. Según su autor la gente es más feliz cuando está en un estado de “fluir”: un estado de equilibrio entre el desafío de la tarea y la habilidad de quien la realiza. Si la tarea es demasiado fácil o demasiado difícil, el fluir no podrá presentarse.

Combinando “El Flow Profesional” con la herramienta de los 7 atributos recogida en El Mapa de tu Talento” podemos encontrar el match perfecto entre las cualidades del profesional y los retos del proyecto.

La directiva de la que os he hablado era una profesional que se crecía en entornos conflictivos y en los colaborativos no encontraba su sitio. El consultor era todo lo contrario, un perfil colaborativo tratando de destacar en un entorno profesional altamente competitivo.

Ninguna de los dos afinidades culturales es mejor que la otra, tan sólo distinta.

El hito fue identificar que ése era el freno a la creación de su mejor marca personal.

Saber en qué eres bueno potencia tu talento

Identifica si tu talento se mueve mejor en entornos competitivos o colaborativos. Así podrás segmentar mejor la audiencia de tu marca personal y enfocarte a proyectos y líneas de mayor desarrollo profesional.

Cuando lo logras puedes sentir lo mismo que lograron estos profesionales, que según sus propias palabras:

“He aprendido a centrarme en aquello en lo que puedo aportar mas valor añadido como profesional. Gracias al análisis de Arancha tengo más clara la visión de los que se me da realmente bien. Esto me permite centrar mi discurso en lo que sé hacer mejor para que quede claro a mi interlocutor”.

“He descubierto mis fortalezas y debilidades para usarlo en orientar mi posicionamiento y mensaje”.

Todos no valemos para lo mismo ni brillamos igual en todos los entornos. Encontrar la cultura más afín a tus capacidades y motivaciones profesionales te ayudará a desarrollar tu mejor carrera y marca personal.

Y tu, ¿sabes que cultura es más afín a ti?

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •