historiasdecracks

¿Cuál es la proporción ideal de trabajo y vida personal?

Según a quién preguntes. La creencia general:

8 horas trabajo /  8 horas ocio-vida familiar / 8 horas descanso

Cuando se mezcla pasión con profesión:

14 horas trabajo /  4 horas ocio-vida familiar / 6 horas descanso

O cuando se mezcla profesión y familia:

24 horas familia / descanso cuando se emancipan

 

Trabajar mucho no es sinónimo de éxito ni productividad y además te puede matar

Todos sabemos y por fin se ha demostrado que la presencia física no asegura mayor productividad y que no desconectar menoscaba el rendimiento del profesional hasta límites insospechados.

¿Se puede morir de tanto trabajar?  En Japón sí. La muerte por exceso de trabajo es tan común (191 personas en el año hasta marzo de 2017) que hay una palabra para eso (karoshi) a la que la BBC le dedicó este artículo.

En Japón las largas horas de oficina se consideran un sustituto del trabajo, que se considera la piedra angular del auge económico de la posguerra. Las empresas se ofrecen a cuidar a los empleados de por vida a cambio de la voluntad de dedicar esa vida a la empresa.

The Economist –  reform Japan- bussines 24 marzo – explicaba que en Japón la gente duda en dejar la oficina antes que sus compañeros, y ciertamente ante su jefe. Algunos duermen en sus escritorios. Las tiendas de conveniencia venden camisas para los trabajadores que no tienen tiempo para ir a casa a cambiarse. Las empresas y los políticos quieren que los lugares de trabajo sean más amigables. En 2016, el gobierno lanzó un informe anual de karoshi y comenzó a nombrar lugares de trabajo pesados y vergonzosos, que el año pasado incluyeron a Panasonic, que violan las reglas existentes. El Parlamento está debatiendo un proyecto de ley que limitaría el tiempo extra mensual a las 100 horas.

La conciliación requiere de un cambio de ley y de cultura social

El gobierno en Japón espera que relajar la cultura del trabajo aumente la productividad (donde Japón rinde menos que la OCDE) y quizás incluso combata la deflación (ha impulsado la idea de liberar a los trabajadores a las 3:00 p. M. Algunos viernes para que puedan ir de compras). Las empresas, por su parte, están bajo presión para atraer empleados, especialmente mujeres, en medio de una grave escasez de mano de obra en el hogar.

Algunos grandes nombres están cambiando sus caminos. Un empleado de la emisora nacional, NHK, conocido por todos, dice que las horas han mejorado y que los jefes están nerviosos por la sobrecarga del personal. Hitachi, un conglomerado, alquila espacios de trabajo conjunto para que los trabajadores no tengan que viajar a la oficina desde lejos. Los empleados de las tiendas de conveniencia de 7-eleven obtienen horarios flexibles.

Yuka Sanui, que encabeza los esfuerzos de Panasonic, admite que “el cambio es lento”. En la mayoría de los lugares, pocos trabajadores optan por vacaciones o subsidios por cuidado de niños. Sacudir la cultura de trabajo de Japón requiere reformas laborales más profundas, dice Yumiko Murakami de la OCDE. Pagar por el rendimiento en lugar de la antigüedad sería un comienzo, al hacer que los empleados sean menos reticentes a abandonar las empresas opresivas y buscar empresas más amigables.

¿Y qué pasa en España?

Los planes de Igualdad del Estado y la vocación de las empresas por atraer a los colectivos de jóvenes y mujeres están empezando a dar sus frutos, pero como en Japón el cambio necesita de algo más que de un cambio de normativa. Necesita un cambio cultural.

Requiere de una mayor participación de mujeres y jóvenes en posiciones de decisión que puedan integrar el punto de vista del colectivo que representan.

Ya están pasando cosas en ese sentido, como por ejemplo la iniciativa de 50a50 para que las mujeres compartan puestos de responsabilidad con los hombres de la Cámara de Comercio de Barcelona que fue presentada en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab) cuya decana es también una mujer María Eugenia Gay.

En el ámbito de los jóvenes me cuesta más encontrar estos ejemplos y por lo tanto debemos empujarlos para que ocurran más. En Sillicon Valley como siempre van un paso por delante y hemos conocido la noticia de que Google apuesta a construir y lanzar un startup de juegos sociales, liderada por el joven emprendedor tecnológico de 21 años Michael Sayman.

La proporción de trabajo, ocio y descanso de 8 + 8 + 8 mantiene empresas, pero es insuficiente para construir empresas.

La proporción de trabajo, ocio y descanso de 16 + 2 + 6 crea empresas, pero es difícilmente sostenible por salud a largo plazo e incompatible con crear una familia estable y saludable.

La proporción de trabajo, familia y descanso de 0 + 24 + 0 potencia familias saludables, pero limita y excluye el acceso a un talento muy valioso al entramado empresarial.

Conciliar no debería ser un porcentaje inamovible de dedicación porque los distintos momentos vitales y empresariales requieren mayor o menos carga de horas según el momento y reto. Pero la creación de estructuras flexibles para la conciliación en comisiones de trabajo que integren a todos los colectivos afectados -hombres, mujeres y jóvenes- asegurará que las necesidades de todos ellos están presentes y que se puedan encontrar puntos de equilibrio para que las empresas y las personas puedan colaborar a largo plazo felizmente.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  • 21
  •  
  •  
  •  
  •