historiasdecracks

Si eres un candidato en búsqueda de trabajo más te vale saber 6 cosas prioritarias para sobrevivir en la jungla de los procesos de selección.

 

  1. Identifica en qué liga de selección juegas y quién es tu oteador

Sabes cuál es tu Headhunter según tu talento y si estás jugando en la liga de Executive Search o en la de mandos intermedios es fundamental.

Un seleccionador de Executive Search realiza unas 7 búsquedas al año, el perfil es muy escaso y la empresa está dispuesta a invertir mucho tiempo y dinero en mimar al candidato.

Un seleccionador de Middle Manager cuenta con presupuestos muy ajustados, para cada proceso revisa cientos de solicitudes y tiene que ser muy expeditivo pues la empresa aprecia la rapidez y la economicidad.

¿Sabes en cuál estás? ¿Qué puedes esperar de cada una de ellas? Hacerlo te ahorrará muchas malas experiencias

 

  1. Identifica si estás en un proceso negociado a éxito y sin exclusividad del proveedor

Para saber el grado de fiabilidad del proceso entérate si el consultor de selección ó Headhunter está trabajando a éxito o con un adelanto.

Si es a éxito el descontrol de los tiempos y la aleatoriedad que percibes es más grande y el servicio, menos.

 

  1. Es más importante poner foco que tratar de llegar a todo.

Nunca dejes de ser bueno en lo tuyo, mantén al día tu conocimiento y habilidades y recuerda que hay una tendencia clara a la polarización del talento.  Recuerda que el Headhunter y las empresas nunca compran generalidades sino talento que cubre necesidades concretas.

 

  1. Eres el único responsable de tu carrera profesional.

Debes evitar la trampa del halago. No todo tren que pasa es un buen tren y el único que vivirá realmente las consecuencias de un mal salto es el profesional.

No te estoy desanimando al cambio sino recordándote que has de hacer bien tus deberes y evaluar tanto como lo hace el seleccionador y el contratador la idoneidad del puesto para tu talento.

 

  1. No esperes del Headhunter que te encuentre trabajo

No esperes que un Headhunter te encuentre trabajo ni que te reciba para hacerte un asesoramiento de carrera gratuito porque no lo hará.

Su cliente es la empresa, nunca el candidato.

Dicho esto y una vez que ha quedado claro que no trabaja para ti, ni es tu agente de empleo ni se esforzará por encontrarte trabajo tampoco creas que es tu enemigo ni desconfíes de todo un sector por una mala experiencia.

Ser rechazado en un proceso no significa que no seas bueno, sólo que aquél no era tu proyecto. Sigues siendo un buen candidato para otros procesos.

La rueda de la selección de talento nunca se frena. El headhunter es un intermediario de confianza no un obstáculo. Es el primer interesado de cerrar posiciones aunque tú no hayas sido en esa ocasión el candidato seleccionado.

Un consejo más. Si quieres que te tenga presente, que pueda pensar en ti llegado el momento pídele cosas concretas, un headhunter nunca trabaja en generalidades.

 

  1. Prepárate para los momentos de la verdad.

Si el tiempo pasa sin resultados no desesperes y analiza. Puede que haya algo que ajustar o simplemente que no ha llegado la oportunidad ideal y que hay que insistir un poco más.

Un Headhunter sabe que un candidato si tiene el talento adecuado y una trayectoria profesional bien estructurada, tarde o temprano siempre encontrará.  Siempre.

Si se cuenta con la idoneidad, el resto es repetir, repetir y repetir hasta encontrar la oportunidad.

Ha de construir bien su marca personal: un mensaje simplificado y un networking estratégico serán los mejores aliados para el profesional que busca crecer y/o cambiar.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  • 15
  •  
  •  
  •  
  •