historiasdecracks

He de hacer una aclaración al lector antes de iniciar la lectura de este artículo. La primera gran barrera al empleo es la propia falta de empleo.

Dicho esto, recordando al filósofo Sartre: “La cuestión no es qué han hecho de nosotros, sino lo que nosotros hacemos de lo que han hecho de nosotros”. Por eso voy a apuntar 2 barreras que están del lado del profesional y que le pueden ayudar a acercarse más a la oportunidad idónea para su talento.

 

Las dos barreras más habituales para acceder al empleo

Los profesionales se enfrentan a dos grandes barreras a la hora de incorporarse al mercado laboral

  1. El desconocimiento de las herramientas de empleabilidad y dinámicas del sector
  2. Un cierto complejo

 

4 Reglas en Selección para Superar el Desconocimiento

El sector de la selección y empleo nunca ha sido muy transparente y su fragmentación tampoco ayuda a su compresión. Los procesos están diseñados por cientos, miles de empresas, agentes y seleccionadores de naturaleza muy diversa que generan tanta cantidad de información que es francamente difícil para alguien de fuera del sector comprender sus reglas del juego.

Pero las hay, y éstas son:

1. El primer filtro es la Palabras Clave

Sea un algoritmo o una persona la que haga el primer filtro siempre buscará términos que le permitan saber si es un profesional con las cualidades que está buscando o no. Hay que identificar las palabras clave más comunes y/o usadas por el seleccionador para cada profesión e incluirlas en el C.V. varias veces.

2. El segundo filtro es la afinidad con la Cultura Empresarial

Las empresas son agrupaciones de personas unidas por un fin. Los lazos que las unen son sus creencias, la afinidad para colaborar. El conjunto de valores y creencias que les incita a trabajar unidos y alcanzar la visión es conocida como Cultura Empresarial.

Un profesional puede ser el mejor de una especialidad pero si el seleccionador percibe que sus creencias no están alineadas con las del conjunto sabrá a ciencia cierta que no encajará.

Ser descartado por no encajar en la cultura no es un fracaso sino un acierto. El profesional habrá de buscar hasta encontrar el grupo de personas que compartan sus valores.

3. Nunca hay “requisitos generales” siempre son “especiales”

Cuando se busca un profesional hay una posición concreta que cubrir. Detrás hay un reto, un problema, un equipo, una situación que ha generado esa necesidad. El candidato normalmente desconoce la causa así que la mejor manera de prepararse para ser el elegido es mostrar sus reales competencias e intereses y asegurarse que el match beneficiará a todas las partes, incluido él mismo.

4. Ve Preparado. Puedes Hacerlo.

La pregunta sobre el salario o sobre los requerimientos de la posición ya nunca más serán secretos. En Internet existen disponibles datos publicados sobre salarios medios por profesiones, opinión de candidatos que han pasado exactamente por el mismo proceso. Hay tanta información que el candidato puede prepararse mucho más el proceso, tanto si es senior como si es su primer empleo.

 

Menos Complejos: Las Empresas Necesitan Talento

Las empresas necesitan talento. Sin las personas las empresas no son nada. Por mucho que nos empeñemos en amenazar con que los algoritmos destruirán el empleo a día de hoy no conozco ni una sola compañía sin personas.

Todas las personas son un crack en algo. Nunca he conocido una persona sin talento, jamás. La clave está en saber en qué es bueno y dónde está la mejor oportunidad para su idoneidad.

Cuando te pongas a buscar define las palabras clave, identifica la afinidad cultural, piensa como el headhunter o reclutador interno de la posición y prepárate bien el CV y la entrevista. Ahí fuera hay un empleo que busca tu talento. Ponte a tiro o cázalo tú al vuelo

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  • 17
  •  
  •  
  •  
  •