historiasdecracks

El otro día encontré un artículo en Lifehacker sobre storytelling que me pareció muy interesante para refrescar los puntos clave de esta técnica tan importante para la comunicación del talento.

“Un buen storyteller hacer crecer y dar a conocer mejor que otros su marca personal”.

Comparto con vosotros algunos de los consejos de este artículo “How to become a Good storyteller”  (“Cómo convertirse en un buen storyteller”) sobre cómo contar tu historia.

Me gusta especialmente el consejo de prestar atención a la historia de los demás. Como digo muchas veces “Saber hablar es también saber escuchar”.

La presión de ser un storyteller. ¿Es para todos?

Ya en su día reflexioné en Historias de Cracks sobre el peligro que puede suponer que otros cuenten tu historia. Inspirada por la escritora Chimamanda Adichie y la película de Maria Antonieta escribí “¿Quién cuenta tu historia?” obre no sólo el poder del relato sino también reflexionando sobre las versiones de una historia que prevalecen sobre otras.

No pienses que el Storytelling esté reservado a profesionales de la comunicación, personas de gran exposición pública, políticos, etc. No te equivoques. Puedes beneficiarte de él aunque no aspires a convertirte en narrador profesional o a ganarte la vida contando historias. Y sobre todo puedes evitar los peligros de que otros mal intencionados digan quién de forma que perjudiquen tu talento y tu carrera profesional. Siempre tienes que aportar tu versión, generar tu propia reputación.

Ese fue el caso de María Antonieta. El relato que sobrevivió de su persona fue el de los vencedores (quizás era cierto, pero carecemos de otra versión).

Historias que importan e impactan

La historia que pervive es la que impacta y muchas veces es la técnica narrativa y emocional que hay detrás la que logra ese efecto. Para que tu historia perdure, que las personas te conozcan y que tu reputación refleje tu verdad te conviene seguir estos 6 consejos de “How to become a Good storyteller” que os he mencionado antes. Estos son:

  1. Memorizar las cosas con el corazón y no con la mente: Tienes que creer en el poder de tu historia. Por supuesto que has de saber de memoria todos los detalles importantes, nombres, fechas o lugares. Pero lo fundamental es que te sientas conectado con ella, trasmitirás esa seguridad a la persona que te esté escuchando.
  2. El principio es lo más importante: Prepara un principio impactante, la entrada es el factor clave para ganarte a tu interlocutor o perder su atención. Si necesitas consejos sobre cómo presentarte para transmitir tu marca puedes echar un vistazo a este articulo de Historias de Cracks.
  3. Sé conciso: En la misma línea que el punto anterior, mantener la atención es esencial y nunca sabemos de cuánto tiempo vamos a disponer. Por eso es importante que evites detalles irrelevantes y te centres en trasmitir lo que realmente es beneficioso para ti.
  4. Haz pausas: No avasalles a tu interlocutor, déjale tiempo para que procese la información que le estás trasmitiendo o para que te dé su punto de vista. A nadie le gustan las personas que sólo hablan de sí mismas, escuchar a los demás es esencial si queremos causar una buena impresión.
  5. Prepara un buen final: La fuerza de un gran relato puede perderse si no se mantiene hasta el final. Asegúrate de conservar la misma energía y énfasis en todo tu discurso y acaba con un dato llamativo para asegurarte de que dejas huella.
  6. ¡Vive tu vida!: No podrás contar buenas historias ni hacer que tu marca personal crezca si no tienes experiencias. Por ejemplo, Peter Drucker, considerado padre del management moderno posiblemente no sería tan reconocido si no hubiese tenido una historia que contar.

Saber contar una historia, es saber escuchar la de otros

Uno de los consejos principales para convertirse en un buen “storyteller” es hacer pausas. Si queremos que presten atención a nuestra historia debemos alternar nuestra historia con la de los demás y sobre todo escucharla.

¡Se aprende tanto! Detrás de cada persona hay una historia y tras esta hay una lección valiosa que merece la pena conocer y admirar. En las personas, en las organizaciones, la diversidad de las personas es la diversidad de sus historias y sólo escuchándolas es como de verdad se aprende a comprender, admirar y respetar al otro, puntales fundamentales para colaborar. Por sorprendente que parezca el storytelling impulsa la diversidad, como ya expliqué también en este otro artículo en Historias de Cracks.

Compartir una visión única es clave. Sacar a la luz las historias de las personas que la conforman es esencial.

¿Cómo aprovechar las habilidades de stortyteller para la marca personal?

Saber cómo contar historias es esencial para potenciar nuestra marca personal, no sirve de nada ser un gran profesional y tener grandes conocimientos sobre un tema si nadie lo sabe porque eres incapaz de contárselo a los demás.

Los líderes son extraordinarios storytellers. Como digo a menudo: “No conozco a ninguna personal sin talento ni un líder sin marca personal”. Los lideres consiguen vincular su propia historia a la de su organización y equipo creando un gran relato de visión compartida y colaboración. Así lo pude constatar personalmente cuando conocí a la Presidenta de SIEMENS Rosa García.

Si eres un líder o ya trabajas con éxito la técnica del storytelling espero que estos consejos te hayan refrescado prácticos hábitos. Si eres un profesional que aún estás cimentando tu marca personal toma nota de estas prácticas para desarrollar tus habilidades de storyteller. Recuerda que pueden ayudarle a construir un gran elevator pitch para impulsar su marca personal.

El consejo para convertirte en el mejor storyteller

Recuerda que la mejor historia es la que se cuenta para colaborar con los demás.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  • 11
  •  
  •  
  •  
  •