historiasdecracks

Hace unos días los chicos de Usa La Palabra me contactaron para hacerme una entrevista sobre Marca Personal que me gustaría compartir con vosotros. En ella reflexionamos sobre todo tipo de conceptos relacionados con el personal branding y doy respuesta a muchas de las preguntas que suelen llegarme a menudo sobre este aspecto.

Usa La Palabra es una empresa que se dedica a la asesoría y formación y comunicación. Está liderada por chicos muy jóvenes y brillantes, todos ellos emprendedores. Entre ellos se encuentra, Manuel Morey, uno de mis alumnos del IE Law School.

Aquí tienes el vídeo de 25 minutos de duración de Entrevista con Palabras.

A continuación las principales ideas:

La comunicación te ayuda a diferenciarte

El objetivo de la marca personal es influenciar la reputación. Es decir, no es algo que tú generes sino que es una impronta que dejas en otros; la idea que otros tienen de ti en su cabeza. Por eso es tan importante comunicar, transmitir las ideas que quieres que se prendan en los demás:

“La marca personal es la creación de mensajes de una comunicación constante y repetitiva que te ayude a que los demás piensen de ti lo que tú quieres”

Por lo general queremos que piensen bien de nosotros. Aunque ojo, también podemos crear una reputación y marca en base al rechazo e ideas negativas. Es el caso de Donald Trump o, en menor medida, Risto Mejide o los malos de las películas. Triunfan porque el enganche emocional de las audiencias no viene solo por la alegría sino también por la tristeza, el asco o el enfado.

Cuando empezó el auge de la marca personal las personas se preocuparon por saber cómo crearla y comunicar, especialmente en redes sociales. Aunque, este es un concepto que lleva existiendo desde siempre. Cuando una persona tiene talento y este es reconocido significa que lo que aporta tiene cierto nivel, eso es reputación. Esté en redes sociales o no.

También es importante diferenciarse. Por ejemplo, cuando mandamos un currículum tenemos que entender que esto dice mucho que nosotros: qué valoramos más de nuestra experiencia, cómo la estructuramos, cómo escribimos…. Si todos somos iguales los headhunter no pueden diferenciar unos perfiles de otros y nuestra candidatura solo será una más del montón.

¿Cómo lograr la reputación que deseas?

La marca personal tiene que ayudarte a comunicar todos los cambios que vas viviendo en tu vida. “Para que exista una imagen clara de lo que tienes y lo que ofreces tienes que estar presente y eso solo se logra de una manera… Tienes que comunicar, comunicar y comunicar”: Si no lo hacemos, podemos encontrarnos en una situación en la que lo que nos gustaría transmitir y lo que piensan los demás sobre nosotros se encuentra en lados opuestos.

Podemos destacar tres consejos para lograr la reputación que queremos:

  1. Identificar en qué eres relevante y diferente: ¿Qué es eso que sabes hacer y puedes aportar a los demás?
  2. Saber cuál es tu diferencia: ¿Qué sabes hacer de manera única?
  3. Comunicar, comunicar y comunicar a unas audiencias clave: Estas son nuestros iguales, los mercados, los certificadores de talento y el gran público.

La marca personal permite saber lo que la persona aporta en un entorno. Nos permite analizar lo que tenemos que ofrecer en relación a un grupo. Te ayuda a comprender que no hablamos sobre ti sino sobre un todo.

Este análisis nos permite aprender sobre nosotros mismos. Saber por qué fallamos y cómo podemos mejorar cuando repitamos este proceso la próxima vez. Conocer la técnica es el primer paso y la comunicación se puede aprender. Pero, saber los pasos no nos hace infalibles.

Lo importante es que aprendamos de nuestros errores y sepamos cómo ir comunicando nuestros pasos y progresos para ir generando esa reputación que necesitamos para colaborar.

Normalmente hay dos temas que frenan a la hora de construir la reputación a través de la marca personal:

  1. No querer aparentar falta de modestia: La marca personal no habla sobre ti, sino sobre lo que ofreces a los demás.
  2. Debe ser realizada desde la colaboración y la generosidad.
  3. No querer aparentar falta de autenticidad: ¿Qué es más auténtico? ¿Diseñar un discurso para que refleje tu propuesta de valor y en qué quieres colaborar? ¿O exponerse a que los demás se generen una imagen incorrecta por dejarlo al azar?

Aprender y repetir, es la clave para mejorar. Y sobre todo crear marca para colaborar. No hay mayor felicidad que la que te da la conexión con otro ser humano. La marca no es el fin, es el medio. El fin es aportar lo mejor que tenemos para que la sociedad sea la mejor posible.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

Resuelve el captcha: captcha

  • 1
  •  
  •  
  •