historiasdecracks

¿Quién no ha sufrido alguna vez el peligro de las plantillas? Me refiero a eso de copiar y pegar una plantilla de mensaje y dar al botón de enviar sin darse cuenta que ese texto preparado no servía para ese destinatario.

He de confesar que a mí me ha pasado más de una vez. Que son, por lo menos, una más de las que debía.

La utilidad de las plantillas

Durante años, he tenido un mensaje preparado para todos aquellos que me mandan una invitación en LinkedIn sin concretar el motivo de su contacto. Ante las numerosas invitaciones que recibía quería asegurarme que esa persona tenía claro cuál podía ser el beneficio de estar en mi red y yo, por mi parte, saber cuál podría ser el mío.

Quería que esa persona dedicara un minuto a saber quién era yo y a explicarme sus objetivos y motivaciones para saber dónde ubicarlo dentro de mi actividad profesional. Saber si se trataba de un “potencial candidato”, un “interesado en marca personal”, u otros.

Mi plantilla fue evolucionando a lo largo del tiempo, unas veces fue más comercial y otras menos. También dependía mucho de Linkedin y los cambios que iba incorporando en la plataforma. Cuando facilitó el envío de invitaciones por móvil con un texto introductorio había que dar dos pasos y sólo los muy interesados o los que sabían cómo hacerlo personalizaban la invitación.

Cambio tras cambio, esta fue la última versión que usé hasta que decidí dejar de hacerlo el año pasado.

Hola!

Para poder gestionar las muchas invitaciones que recibo al día voy a ser algo directa:

  1. Como tu invitación llega sin mensaje -no te preocupes, sé que desde el móvil sale automáticamente-, te acepto porque tu titular, tu imagen o ambos me gustan :)
  2.  Al ser LinkedIn una red de networking quisiera saber si tu invitación está relacionada con mi actividad de Headhunter & Talentist.

Si te interesa ser candidato en futuros procesos ahora que estamos conectados podré recurrir a ti llegado el caso. No necesitas enviarnos tu C.V. tradicional, te contactaremos cuando surja un puesto para tu perfil.

Si te interesa impulsar tu Marca Personal o buscas asesoramiento de carrera deberías probar nuestros planes personalizados. Escribe a mi asistente María José a info@arancharuiz.com y cuéntanos qué necesitas para que te enviemos información.

Notarás que publico a menudo en LinkedIn temas de tendencias de talento y marca personal. Para profundizar en este tema te invito a visitar el blog https://www.historiasdecracks.com

Resumiendo:

  • ¿Te interesa ser un futuro candidato? Ya estamos conectados para cuando se presente la oportunidad.
  • ¿Te interesa desarrollar tu marca personal y talento? Indícamelo a mi o escribe directamente a info@arancharuiz.com y te ayudamos a lograrlo.
  • ¿O existe una tercera razón para colaborar en un futuro cercano…?

Un fuerte abrazo

Arancha

Si os fijáis, el texto está escrito para evitar palabras que necesiten usar un género masculino o femenino, siempre mantiene el neutro.

Las respuestas que he recibido a lo largo de los tiempos han sido variadas y me han ayudado a perfilar este mensaje:

  • En versiones algo más comerciales, una persona me acusó de “spam”. Confieso que me sorprendió, al fin y al cabo yo estaba respondiendo a su invitación. Pero acepté la crítica y modifiqué la plantilla para que no resultara tan comercial.
  • Si una plantilla no recibía ninguna respuesta, ni mala ni buena, también me daba cuenta que carecía de gancho. Yo quería que la otra persona me diera feedback sobre sus intenciones y la posibilidad de una colaboración.

Poco a poco fui consiguiendo encontrar el tono justo (o, al menos, eso creo) con ese texto que os he mostrado antes.

¿Por qué dejé de usar plantilla?

Durante mucho tiempo necesité explicar mi actividad. El headhunting y la marca personal son las dos caras de la misma moneda del talento y consideraba muy necesario explicar qué tenían en común y en qué se diferenciaban.
También quería evitar falsas expectativas y ser honesta con lo que podía ofrecer.

En resumen, mis objetivos eran los siguientes:

  • Explicar que, como headhunter, me interesaba poder contar con ese profesional en mi Base de Datos. Pero que sólo le iba a llamar si la oferta que estaba gestionando encajaba con su perfil.
  • Contar que era especialista en marca personal, una herramienta para impulsar el talento y la carrera profesional.
  • Dar a conocer mi blog Historias de Cracks, en el que compartía mis aprendizajes sobre las dos disciplinas en las que trabajo.

Hoy, diez años más tarde, la cultura sobre ambos conceptos (headhunting y marca personal) es lo suficientemente amplia como para no tener que explicar en qué consisten. Es más, cuando lo hago la gente piensa que soy una friki. Por eso, ya gestiono las invitaciones decidiendo directamente si aceptar o no. Cuando acepto a alguien sin mensaje es porque su titular, su imagen o ambos me gustan y asumo que el otro me ha enviado la invitación porque tiene claro lo que yo puedo ofrecerle.

¿Deberíamos de descartar las plantillas?

Siendo autocrítica, estoy segura de que envié más de un mensaje que no tocaba. Cuando me daba cuenta inmediatamente, rectificaba con otro mensaje que decía “¡ay! Lo siento”.

Asumo también que más de uno ha sido desafortunado. Espero que los que hayan recibido mis deslices hayan sonreído dándose cuenta de mi error y me hayan perdonado. Yo misma sospecho haber sido la destinataria de una plantilla equivocada en alguna ocasión.

¿Deberíamos de descartar las plantillas? Aunque yo ya no las use, sí que creo que pueden ser muy útiles si sabemos cómo usarlas. Para mí, si quieres utilizarlas correctamente es importante que tengas dos puntos en mente:

  1. La necesidad de evolucionarlas: Es importante aprender de los errores, hacer autocrítica y ver qué funciona y qué no. Aunque trabajes mucho diseñando una plantilla que te parece perfecta a lo mejor no te sirve para conseguir tus objetivos. Aprende de la experiencia y ve probando.
  2. La personalización es la clave: Deberíamos de ver la plantilla como lo que es, una base sobre la que construir nuestro mensaje. Tener una o varias nos permite ahorrar tiempo pero siempre es mejor dedicar unos minutos a analizar el perfil que tenemos delante para darle un toque al mensaje. Así, esa persona sentirá que nos hemos tomado la molestia de conocerle antes de escribirle.

En resumen: las plantillas pueden ayudarnos mucho pero debemos ser conscientes de su peligro para sacarles el mayor partido posible.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

Resuelve el captcha: captcha

  •  
  •  
  •  
  •