historiasdecracks

Antes, las carreras profesionales eran lineales. Las personas eran como trenes, una vez que entraban en una vía, continuaban en ella todo el recorrido. Si se salían, significaba que descarrilaban. Si había un cambio de itinerario, numerosas señales y operarios visualizaban y preparaban el traslado para guiar al tren hasta su nueva ubicación.

En la actualidad, los profesionales ya no son como los trenes. Son más bien como coches, en un entramado de carreteras, autopistas, caminos y veredas. Disponen de una gran cantidad destinos que explorar y una amplitud de vías que van cambiando con el paso del tiempo.

¿Cómo pueden saber cuál es la correcta?

Una persona, como los vehículos que están en movimiento puede apoyarse en mapas y asesoramiento.

Por ese motivo hace muchos años que escribí el libro El Mapa de tu Talento. Aunque muchos me conocen como consultora de marca personal, yo siempre me he considerado mucho más una especialista en talento.

La marca personal es una herramienta más para potenciarlo como puede ser una buena selección o el trabajo de un coach. Para poder construir una buena marca personal es necesario saber cuál es el punto del que se parte y cuál el destino al que se quiere llegar, sólo así se puede crear una buena imagen.

Yo me encontraba con que, una y otra vez, las personas se quedaban en el paso menos uno, antes de su marca, por no saber definir su dirección profesional. Y para ayudarles les proporcioné ese Mapa.

(Haciendo un inciso, otra razón por la que me centré en escribir un libro de orientación profesional más que en uno de marca fue porque, desde mi punto de vista, ya había suficiente buen material. Recomiendo especialmente un libro que acaba de ser reeditado “Y Tu, Qué Marca Eres”, de Neus Arqués, para mí uno de los top).

El orientador profesional es la guía fundamental cuando el mapa no es fácil de interpretar

Yo no sé vosotros pero, hasta que llegó WAZE a mi vida, mi capacidad para interpretar un mapa era limitada, por decirlo suavemente.

Por eso, no me sorprende en absoluto que un profesional se sienta perdido en el planteamiento de su trayectoria, ya tenga veinte, treinta, cuarenta o cincuenta años. Porque el mercado de empleo es tan complejo que a veces se necesita un experto para entenderlo. Porque ya no son decenas o, incluso, centenares de vías. Ahora se cuentan por millares o, incluso, millones si se está abierto a todo el mundo.

Los guías expertos en asesoramiento profesional son los orientadores profesionales (en inglés conocidos como career coach). Una profesión como muchas otras que hace veinte o treinta años no existía y que ahora es fundamental para guiar a los profesionales en todas las etapas de sus vidas.

Existen orientadores profesionales en los colegios e institutos para guiar a los jóvenes, que ya no tienen que elegir entre derecho, medicina, ingeniería o FP, sino que tienen dobles y triples grados de ciencias, letras, management o humanidades.

También hay orientadores en las universidades, que ofrecen una radiografía a los recién graduados del mercado laboral; explicándoles sus opciones profesionales y  participando activamente en la organización de eventos de ferias de empleo en sus campus.

Existen orientadores en las empresas, dentro de los departamentos de recursos humanos o a través de una red de mentores, para dirigir los pasos del empleado a los lugares de mayor desarrollo según su potencial.

También el sector público ha puesto al servicio de la ciudadanía orientadores profesionales: ayuntamientos, consejerías, fundaciones, asociaciones cuentan con una red de orientadores que ayudan a la reinserción y facilitan la transición de los profesionales de unas líneas a otras.

Por último, en el sector privado comienzan a surgir iniciativas de consultores que ofrecen sus servicios, que antes era realizado en exclusiva por empresas de outplacement y que ahora también ofrecen personas individuales como asesores de carrera o, en su terminología inglesa, career coach.

Nota: como véis no he mencionado en esta lista a los headhunters porque su labor no es la orientación ni la colocación de profesionales.

Ellos buscan perfiles bajo encargo. Su cliente siempre es la empresa, nunca el candidato. Los tiempos en los que recibían profesionales en búsqueda activa para integrar sus perfiles en la base de datos han pasado. Si enviáis un email a un headhunter pidiéndole una cita para explicarle lo que estás buscando lo más probable es que no te conteste. Porque no es su trabajo ayudarte a encontrar trabajo. Tampoco orientarte. Si estás perdido acude a cualquiera de los profesionales a los que he mencionado antes.

Si estás perdido, acude a los orientadores profesionales.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

Resuelve el captcha: captcha

  •  
  •  
  •  
  •