historiasdecracks

El miércoles que viene participo en el evento Morning4, un think tank en el que se quiere debatir sobre el futuro del empleo

Voy con muchas ganas de exponer mi punto de vista, abrir mi perspectiva y debatir con profesionales muy variados. 

La pregunta que hacen es este evento es muy sencilla: El empleo ¿crece, se mantiene o desaparece?

A la espera de conocer el resultado, me gustaría compartir con vosotros algunas de mis reflexiones previas.

El empleo, ¿se ha transformado?

En esto de las expectativas sobre el futuro del empleo se suele tender a la emoción y nos olvidamos de hacer cierto contraste con datos reales del mercado de empleo. 

Los últimos informes sobre el estado del empleo de la UE (y en USA aún más) apuntan a que el trabajo se está recuperando. Aunque no podemos, por supuesto, obviar la polarización en determinados perfiles ni la exclusión de colectivos directamente afectados como el talento senior, el junior y el del parado de larga duración.

La expectativa de la sociedad está sesgada, alimentada por la tendencia al pesimismo y el morbo de compartir titulares sensacionalistas de una prensa que necesita vender ejemplares. 

Yéndonos al empleo en nuestra realidad cotidiana, observamos que la esencia del objetivo de las funciones (finanzas, marketing, operaciones, rrss, etc) no ha variado sustancialmente

Las finanzas siguen asegurando el capital, el riesgo financiero y la rentabilidad de las inversiones. El marketing se encarga del diseño de productos y servicios para su consumidores.Las operaciones, del flujo de procesos internos y externos, y así. 

Sí que han variado las herramientas que se utilizan. Creando ese contexto digital en el que las empresas, administraciones públicas y ciudadanos están haciendo un gran esfuerzo por actualizarse y cuya introducción ha sido paulatina.

Más que el “qué”, se ha transformado el “cómo”. No solo por la tecnología, sino también por el tipo de relación entre los agentes. Esta está impulsada no solo por la externalización de los servicios de la cadena de valor, sino también por la búsqueda de libertad de ciertos profesionales que han visto en la reestructuración del mercado y en el nacimiento de nuevas industrias la oportunidad para reinventarse.  

Esos exploradores y aventureros, que adoran su autonomía por encima de todo, han sido precursores de la economía GIG, ya predicha por Daniel Pink en su vanguardista libro Free Agent Nation

Es imprescindible que las Administraciones Públicas adapten sus leyes y regulen este tipo de actividad, flexible como ellos, para que puedan contribuir al sistema de una forma proporcional a los ingresos que generan.

Un contexto con más oportunidades que amenazas

Optimista como soy, veo más oportunidades que amenazas. Porque la transformación del entorno es rápida, pero no tanto. 

Llevamos años hablando de esto y, como en cualquier curva de adopción de la innovación, hay profesionales del tipo A, los early adopters o también llamados innovadores, que crearon las industrias digitales. Mientras que los del B, los primeros en adaptarse, son los que las impulsaron. La masa crítica llega cuando los primeros en adaptarse se unieron a la mayoría temprana

Curva de adopción de la innovación

Probablemente nos encontramos en la fase de la adopción mayoritaria, cuando los sectores más tradicionales, ya integrados en la mayoría tardía están también adaptánse a la transformación digital. Lamentablemente también habrá quién se quedará en el de los rezagados, para los que la adaptación es muy difícil o que, puesto que carecen de los medios, imposible. 

El miedo es efectivo para movilizar a la población bajo la amenaza de perder lo que ya tienen. Igual de efectiva es la ilusión.  

La diferencia de la ilusión con el miedo, es que el primero puede paralizar o, incluso, hacer creer que no hay remedio. Mientras que la ilusión siempre anima a participar y abordar nuevos retos con la expectativa de ganar

¿Quieres profundizar más en estos temas?

Si quieres conocer más sobre el mercado de empleo y lo que las empresas buscan en los candidatos una lectura imprescindible es Que Busca el Headhunter

Si estás en un momento en el que necesitas herramientas para gestionar con éxito tu carrera profesional y descubrir en qué eres bueno y dónde puedes crecer más, tu libro es El mapa de tu talento.

Y por último, si quieres ayuda para saber en qué eres bueno, dónde serás más feliz y cómo puedes crecer más y/o necesitas construir tu marca personal para tener la imagen que necesitas, solicita información sobre los planes personalizados que puedes realizar con Arancha Ruiz

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

Resuelve el captcha: captcha

  •  
  •  
  •  
  •  
  •