historiasdecracks

El pasado 18 de mayo tuve la oportunidad de participar en una charla en directo con… ¡nada más y nada menos que el gran Andy Stalman! Desde aquí le agradezco enormemente su invitación a TOTEM Live, una serie de conversaciones organizadas por el propio Andy para hablar sobre los nuevos desafíos y las nuevas oportunidades para las marcas. 

Andy ha conversado entre otros con Ara Malikian, el gran violinista, con Nacho Villoch, del innovation center del BBVA, con Iris Córdoba, CEO del Global Sports Innovation Center powered by Microsoft, Nata Moreno, Goya a mejor directora de largometraje documental Emma Giner, que fue la Jefa de talento y cultura global de Massimo Dutti, Marcos Aguinis, probablemente el autor y escritor vivo más leído de Latinoamérica, Natalia Bayona, responsable de transformación digital de la UNWTO, con Santiago Peydro, capo de e-Sports de Telefónica, José Manuel Calderón, campeón del mundo de basketball, y muchas personas increíbles más. Son conversaciones para traer luz en medio de la incertidumbre, y los invitados son elegidos por ser creativos, innovadores y pioneros en lo que hacen. ¡Imaginaros lo halagada que me sentí al haber sido invitada!

En esta charla debatimos sobre el impacto de la pandemia actual en el talento, la marca personal, los cambios en los trabajos y el efecto sobre el empleo, y de cómo seguir transformándose y reinventándose durante y después del Covid-19. Aquí os dejo el enlace al video completo del TOTEM Live entre Andy Stalman:

Mi amigo, el gran Andy Stalman

Me gustaría hablaros de mi amigo Andy Stalman, que por cierto acaba de sacar nuevo libro: TOTEM. Transformando clientes en creyentes. Conocido como “Mr. Branding”, es uno de los mayores expertos en marcas y liderazgo de todo el mundo. Además de conferenciante y profesor, actualmente dirige su propia empresa TOTEM Branding. ¡Y por si fuera poco, todavía saca tiempo para escribir y crear canales de contenido en Youtube! Este año ha publicado su tercer libro, que he tenido la oportunidad de comprar hace muy poco y que estoy devorando casi sin pausa.

andy stalman

Un libro cien por cien recomendado para todo aquel que quiera profundizar en aprendizajes sobre marca y liderazgo, ¡yo ya estoy enganchada! Por otro lado, también podéis echarle un vistazo a su blog personal, en el que publica muchas entradas interesantes sobre el branding actual.

Resumen de los puntos más importantes de nuestra conversación

Esta es una selección de las preguntas que me hizo Andy Stalman:

¿Qué es la creatividad para Arancha Ruiz?

Para mi, la creatividad es la capacidad de sorprender. A veces, la creatividad surge de la forma más sencilla, y a veces, es que te enseñen algo que ya conoces pero que te vuelve a sorprender. Es esa mirada nueva, que te enseña algo, te sorprende y te atrae. 

La creatividad es adictiva, ¿no crees?

¿En qué momentos la creatividad te ofreció esa nueva mirada? 

Siempre he buscado analizar el entorno y ver lo que pasa, analizar la tendencia. Y eso lo hago en el ámbito de las personas y el talento. Creo que lo que me marcó fue ese interés por las personas, y a la vez, el interés por el marketing, el branding y la comunicación, que me hizo ver que el mundo iba a cambiar, que iba a llegar la marca personal. 

Ahora me tiene interesada la obsesión por la seguridad, que nos conduce a encerrarnos en casa, a no asumir riesgos o a cuidarnos demasiado para que no nos pase nada. La obsesión por la seguridad nos encierra en una burbuja. Nos hace jugar a nunca perder en lugar de jugar a ganar. Nos impide arriesgar. La creatividad requiere moverse, arriesgarse. Me gusta entender las tendencias que vienen y zarandear a las personas para que se muevan y las aprovechen como oportunidades, en vez de como amenazas.

¿Qué es el talentismo? ¿Por qué crees que actualmente se pone tan en valor el talento?

Lo más importante es ubicar a cada persona en su mejor lugar, pero en esta partida de ajedrez que es la vida, y en concreto la gestión de la carrera profesional, hay muchas piezas y muchos movimientos. Necesitamos a las personas porque la sociedad se basa en las personas. Colocar a cada persona en su lugar es el primer movimiento, porque desde él las personas pueden aportar, y además son más felices. 

Entonces, ¿crees que todos podemos contribuir a esa creación de valor, desde el lugar que cada uno ocupa?

Aunque parece que en la partida hay muchas limitaciones, también existen muchas sorpresas. Como por ejemplo: si el peón es capaz de llegar al otro lado del tablero, se puede convertir en la ficha que quiera. Esto lo saben o lo recuerdan muy pocos. 

Al principio de la partida uno está muy condicionado por la figura que tiene y su posición en el tablero. Hay personas que nacen siendo torres, alfiles o simplemente peones. Sin embargo, la partida sólo acaba cuando no hay más movimiento posible. Ahora viene la diferencia más importante del juego del ajedrez con el juego de la vida. Desde mi punto de vista, se gana cuando jugamos todos juntos, y cuando todo el conjunto crece colaborando. 

Es el momento de reinventarse debido a esta crisis, ¿cómo lo hacemos?

Lo primero es saber que no todo el mundo parte del mismo sitio. Yo que me dedico al talento, me he dado cuenta que muchas veces intentamos dar respuestas o soluciones generales, pero en realidad cada persona parte de una casilla distinta. Están los que saben lo que quieren y los que no saben lo que quieren. Entre los que saben lo que quieren, hay algunos que lo que saben específicamente es qué es eso que quieren, y los que únicamente saben lo que no quieren. Y entre los que no saben lo que quieren, hay algunos a los que no les gusta nada y otros a quienes les gusta todo. Parece un trabalenguas, pero saber dónde estás, lo que sabes y lo que no sabes te ayudará a identificar ese punto de partida, ver donde estás y la dirección que tomar.

No podemos dar las mismas herramientas a personas que buscan respuestas distintas. La esencia del juego no cambia, cambian las herramientas y su uso. Nunca puedes controlar el resultado, pero sí puedes intervenir en el proceso. Hay que saber identificar las oportunidades que se pueden conseguir con los recursos que se tienen, y hacerse con esas herramientas que estábamos comentando. Y si me preguntas cuáles son, ¡puedes descubrirlo en mi libro Ahora o Nunca!

¿La creatividad es más un momento de inspiración o el fruto de la perseverancia?

La creatividad requiere trabajo para reconocer cuando te llega la inspiración. Lo que más requiere es reflexión, porque las ideas surgen de repente. Hay que atraparlas y después profundizar en ellas, trabajarlas, probarlas, ponerlas en duda, criticarlas, revisarlas. Mientras tanto, solo son promesa de una idea. La creatividad es como el talento: requiere acción. 

Un artículo hablaba de que hasta los 50 años, el ser humano trata de buscar el propósito de la vida, y después lo que busca es el sentido de la vida. Y que la gente, cuando es joven, trabaja en favor del dinero, mientras que después se anhela la trascendencia. ¿Hay una tendencia en esa línea, en cuanto al talento?

La gente a veces busca el propósito porque es mucho más fácil para tomar decisiones de carrera que encontrar un sentido, pero a más edad, más capacidad para mirar atrás y darte cuenta de la importancia del sentido. Eso sí, uno tiene que descubrirlo por sí mismo. En cuanto al dinero, es muy fácil no quererlo cuando se tiene. Las personas jóvenes viven una situación de precariedad, así que es normal que quieran dinero. Los jóvenes han de entrar en el mercado laboral y construir su futuro. La mejor forma de preparar para el trabajo es darles un trabajo. 

¿Cómo es la gestión del tiempo en un momento como el actual?

Te contaré algo de mí que poca gente sabe. Soy una persona que me “expando”. Me engaño considerándome tremendamente optimista con mi capacidad, y quiero estar en muchos sitios a la vez. Me cuesta decir que no. Y luego llega la realidad. La triste realidad. Que no llego. Entonces quedo mal o me frustro porque me pierdo cosas que me interesan.  Así que lo que hice fue crear un equipo. Maria José Grau es una de las personas que trabaja conmigo y se dedica a gestionar mi agenda. La verdad es que su puesto y responsabilidad son críticas, porque a mi me cuesta mucho decir que no al tener muchos intereses. Ella me ayuda a encontrar el equilibrio. Definimos en frío cómo debería estar estructurada la agenda (tiempo con clientes, tiempo para escribir y estudiar, las horas de formación y su preparación, ver a amigos, hacer deporte, acompañar a mis hijos a sus actividades, etc.) Porque todo esto es importante. Maria José me ayuda a proteger lo importante de las urgencias de los demás y a saber priorizar.

Sobre lo que comentábamos antes de gente de más de 50 y jóvenes, ¿crees que es posible que las empresas faciliten la colaboración entre estas dos generaciones?

En un mercado de estructura rígida como es el nuestro, a veces la decisión de quién se va y quién se queda no está tomada bajo los mejores criterios. Hay que definir quién está rindiendo y quién no. Quién está aportando valor y recorrido y quién no. Eso requiere líderes valientes, que den feedback, que hagan lo que se tiene que hacer y que eliminen los contratos en precario. Y que acepten que tiene que haber rotación. La rotación del talento es sana. Despedir y contratar, contratar y despedir de forma natural cuando se necesita es sano. Se teme al despido, pero hay cosas peores, como quedarse arrinconado donde no toca o tener una persona desmotivada que no está capacitada ni disfruta con su trabajo. 

¿Crees que esta crisis ayudará a alumbrar una nueva generación de líderes que crea más en elementos tan importantes como el talento, la diversidad y la colaboración?

Yo creo que sí. El talento se mueve hacia las causas que son trascendentales y tienen significado. El dinero tiene que seguir al talento, no al revés. El dinero busca líderes y busca progreso. Si los líderes buscan la sostenibilidad más que la pura rentabilidad, estamos como Humanidad en el camino correcto. 

¿Qué ha aprendido Arancha durante esta cuarentena? Y por otro lado, ¿eres más optimista o pesimista dentro de tu mirada realista con respecto al futuro? ¿Qué va a pasar con la sociedad?

En cuanto a aprendizaje, creo que he recuperado mi ritmo. Todos llevábamos una aceleración demasiado grande y creo que esta cuarentena nos ha dado la oportunidad de hacer ese reset. De decidir qué hacer con nuestro tiempo. Y lo segundo: yo soy optimista porque el progreso tecnológico y social nos ha permitido vivir una pandemia que en crisis anteriores nos ha dejado tiempos oscuros. Sin embargo, desde el día uno de esta pandemia muchos estábamos conectados, y trabajando. Estábamos confinados, pero no aislados. Y la preparación venía de muy atrás. 

Si no llega a ser por la tecnología y el avance social y científico, no habríamos estado tan preparados. La cuestión crítica es: ¿qué vamos a hacer ahora con esta oportunidad de parar y mirar lo que tenemos? ¿Vamos a intentar ser mejores personas?. Lo que ha pasado no se nos tiene que olvidar nunca. Tampoco debemos tenerle miedo al futuro, sino intentar jugar a ganar en lugar de evitar perder. Mirar con emoción el futuro, no con miedo.

Gracias Andy por darme la oportunidad de conversar contigo en tus TOTEM Live. Ya sabes que te quiero 😊

Fotografía de la cabecera: Carlos Ventos

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
¡Hablemos!
1
¿Necesitas ayuda?
Encantada de saludarte, soy María José del equipo de Arancha Ruiz ¿En qué te podemos ayudar?