historiasdecracks

Imagina un Middle Manager que sea Product Manager o Sales Manager (hombre o mujer) dentro de una gran compañía internacional. Lleva varios años trabajando en el mismo puesto y tiene cierto reconocimiento dentro de la organización por conseguir buenos resultados. Al entrar cada mañana, saluda con la misma alegría al bedel de la entrada que al Director General. Siempre tiene alguna anécdota que contar del proyecto que tiene entre manos o del aprendizaje que extrae de las cambiantes necesidades de sus clientes. Un día la empresa sufre una reestructuración. Tienen que recortar personal, y como a muchos otros, le toca ir fuera.

Ahora imagina la misma persona en esa función de Product Manager o Sales Manager. En esta ocasión hace gala de su modestia y de que no le gusta contar ni tampoco preguntar. También considera que detenerse en charlas de pasillo con otros, especialmente con el Director General, es un recurso fácil para los trepas. Un día la empresa sufre una reestructuración. Tienen que recortar personal, y como a muchos otros, le toca ir fuera.

Si durante los años que ese Middle Manager lleva trabajando en el área de ventas, marketing, diseño o finanzas ha conseguido varios contactos dentro y fuera de la empresa, será mucho más probable que consiga empleo (o al menos reuniones para tantear el mercado de oportunidades laborales) gracias al boca-oreja. Es probable que el segundo profesional que hemos descrito no tenga los mismos recursos. Aquél o aquella que se ha ha limitado a cumplir con sus tareas sin darle mucha importancia a cultivar relaciones laborales o asistir a eventos de lo suyo, seguramente tardará más en encontrar trabajo o le costará el doble. Porque carece de Capital Social: no dispone de un Networking de calidad. Salta al vacío sin red se seguridad.

Hay quien cree que los años de experiencia o los puestos «fijos» lo aseguran todo. Pero no es así. El futuro ya no es seguro para nadie, y la situación actual se encarga cada día de recordárnoslo. Por eso es tan importante que todos los profesionales, tengan el cargo que tengan, inviertan en construir su Marca Personal para visibilizar el talento, comunicar y colaborar con otros profesionales. Para saber qué dirección tomar cuando un punto de inflexión inesperado pone patas arriba todo su mundo conocido.

Hoy te traigo 3 ventajas que te aportará la Marca Personal como herramienta estratégica del talento:

1. Ayuda a adaptar tu talento al cambio

El entorno actual del talento está cambiando. La transformación digital y la pandemia han obligado a los profesionales a moverse de posición, cambiar de empleo o reinventarse en su campo de conocimiento. El cambio afecta a TODO EL TALENTO. Es cierto que este terremoto afecta mucho más a quienes no tienen silla (entendiendo silla como empleo), pero incluso quienes llevaban tiempo sentados, han tenido que reacomodarse o cambiar de asiento debido al movimiento. Por ejemplo, si eres Middle Manager, seguro que has tenido que repensar y adaptar tus funciones al entorno digital. O quizá este terremoto te haya obligado a emprender tu propio negocio, o te hayas planteado iniciar un cambio en tu carrera. Si eres Directivo, tampoco para ti es distinto.

Sea cual sea tu situación, lo que está claro es que la reestructuración de sectores y funciones afecta al desplazamiento de empleados y provoca un Reskilling y Upskilling de las empresas y sus equipos. Es decir, que los profesionales se ven obligados a actualizar y adaptar sus habilidades a las necesidades del nuevo entorno, o a adquirir nuevos conocimientos.

Estés donde estés, tendrás que reinventarte y buscar herramientas para tu talento. Entre las muchas herramientas que hay, nosotros abogamos por la marca personal porque no sólo te ayuda a enfocar mejor tu función y sector, atributos y público al que te diriges, sino que te ayuda a elaborar un relato que conecta tu trayectoria pasada con las posibilidades que te ofrece tu futuro más inmediato. Este ejercicio de reflexión previo es el que te permitirá actuar más adelante en busca de oportunidades.

2. Pone énfasis en el «yo» y facilita la toma de decisiones de carrera

Antes, la empresa en la que trabajabas era responsable de tu carrera y de los demás miembros del equipo. También es cierto que hace años, los profesionales permanecían en una misma organización durante prácticamente toda su carrera. Sin embargo, ya hace tiempo que las carreras han dejado de ser lineales para convertirse en bosques con miles de recorridos por explorar. Ahora, los profesionales disponen de una mayor libertad para decidir sobre su futuro individual. TÚ tienes poder para elegir un camino u otro.

Por ejemplo, algunos perfiles de Middle Manager, cuando llegan a los 35 o 40 años, se dan cuenta de que su curva de aprendizaje se ha aplanado. Que llevan mucho tiempo asentados en una posición que no les permite crecer. Puede que esa empresa donde trabajan no les proporcione las motivaciones o nuevos retos que necesitan, o también puede que esos mismos profesionales se hayan acomodado demasiado y no vean la oportunidad de cambiar. Si sientes que tu trabajo ya no te llena, despierta y reflexiona sobre lo que quieres para tu futuro. Porque no hay nada peor que dejarse llevar por la inercia y acomodarse. Ponte en marcha y provoca el cambio para que tu talento se beneficie.

Utiliza la Marca Personal para darle voz a tu talento y hacerlo visible, como un faro para encontrar y ser encontrado. Comunica tu mensaje de forma clara y concisa para que todo el mundo sepa quién eres y qué haces. Que sea fácil identificar cuál es tu «yo» profesional.

3. Crea red y colabora para aprovechar las oportunidades

Las transiciones de carrera requieren de la creación de nuevas redes de contactos. A esto le llamamos hacer un Networking estratégico, porque significa saber enfocar hacia un lugar concreto y al mismo tiempo generar una red alineada que te permitirá posicionarte como profesional. Puedes usar herramientas altavoz como las redes sociales para hablar sobre lo que haces y así llegar a otros profesionales con un perfil similar que estén interesados en colaborar contigo.

Piensa bien no sólo en tu trayectoria pasada o presente, sino en cómo quieres verte profesionalmente en un futuro. Reflexiona hacia qué función o sector quieres posicionarte porque tendrás que definir tu propuesta de valor y tus palabras clave en base a eso, así que si quieres provocar un cambio, tendrás que rehacer tus redes de contactos y tu mensaje. Por ejemplo, si eres Middle Manager, especifica el área de especialización en la que trabajas actualmente o a la que te gustaría dirigirte en un futuro utilizando palabras clave: Content Manager, Product Manager, Sales Manager, Office Manager, etc.

A medida que repitas tu mensaje de forma clara y concisa, irás creando y tejiendo redes de contactos más fuertes y beneficiosas para tu talento. Utiliza la Marca Personal para distinguir y diferenciar tu perfil profesional y aprovecha el networking para acudir a eventos o contactar con profesionales clave para tu posicionamiento. Recuerda que esa red de contactos te ayudará a tantear el terreno en busca de nuevas oportunidades para tu carrera.

¿Sientes que tu talento no se adapta a las necesidades del momento? ¿Crees que te faltan herramientas para comunicar tu mensaje y crear una fuerte red de contactos? ¿Necesitas un cambio en tu carrera o quieres aprovechar mejor las oportunidades que se te presentan? Si eres un profesional ambicioso, explorador y con ganas de crecer y trascender, invierte en un Plan de Marca Personal personalizado para impulsar tu carrera.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
¡Hablemos!
1
¿Necesitas ayuda?
Encantada de saludarte, soy María José del equipo de Arancha Ruiz ¿En qué te podemos ayudar?