historiasdecracks

El cambio ha venido para quedarse, por eso reinventarse se ha convertido en un «must» para la supervivencia de negocios y profesionales. Durante el último año, muchas empresas se han visto obligadas a hacer malabares para mantenerse a flote, recortando gastos y abandonando proyectos que tenían programados desde hacía tiempo. Algunas incluso han tenido que cerrar. Sectores como la hostelería, la restauración o la cultura han sufrido las consecuencias de las restricciones, y muchas personas han sido despedidas o se han visto obligadas a parar de repente y reconducir su carrera.

La pandemia y la transformación digital han afectado a todos los profesionales, en mayor o menor grado. Estos factores nos han sacado de nuestra comodidad para obligarnos a cambiar, o como mínimo, a plantearnos el cambio. Sobre todo a aquellos que poseen o poseían negocios, cuya responsabilidad y alcance es mucho mayor. Por eso, hoy quiero hacerte una pregunta:

¿Crees que existe un truco para sobrevivir al cambio? ¿Cómo puede un negocio seguir triunfando en mitad de una transformación digital y una pandemia mundial?

Reinventándose. Manteniendo su esencia y a la vez adaptándose a las necesidades del entorno. Con creatividad, recursos y buenos aliados.

Analizar el momento y entorno en el que vivimos es crucial, sobre todo cuando vivimos una época de cambio como la actual. Identificar las tendencias y necesidades del público te ayudará a enfocar. Y si además de adaptarte, eres capaz de aportar un valor diferencial y dispones de los recursos y aliados para poner en marcha tu propuesta, no sólo sobrevivirás, ¡sino que triunfarás!

Este es el caso del restaurante PÖTSTOT, negocio que consiguió sobrevivir a la pandemia reinventándose, y que sigue creciendo. Hoy te contaré la historia de cómo consiguieron adaptarse al cambio y a las necesidades de sus consumidores:

PÖTSTOT, comida 100% vegana, sin gluten y sostenible

Aunque parezca mentira, el mundo de la restauración también ha apostado por  emprender desde que empezó la pandemia. Quim Viñas, fundador del restaurante PÖTSTOT, nos cuenta así cómo surgió su proyecto:

«Empezaba la primavera de 2017, y mi socio Manel Forés (con gran experiencia en la restauración) tuvo muy clara la idea, sobre todo desde que vio dos locales en traspaso delante de la Sagrada Familia de Barcelona. En un entorno de baja calidad para turistas y de comida rápida de grandes franquicias, iniciamos nuestra propuesta con un restaurante de tapas tradicionales y arroces, todo de gran calidad y a un precio muy ajustado.

Arrancamos Casa Ángela en junio de 2017, y desde un principio vimos que había sido un acierto. Éramos muy felices con los platos de nuestra carta, y los clientes disfrutaban mucho con ello. En 2019, obtuvimos muy buenos resultados, así que empezamos a preparar nuestro desembarco en un nuevo local en Las Ramblas, con el objetivo de doblar las ventas en 2020… Y llegó el virus y nos “mandó parar».

Durante varios meses, vivimos en estado de shock, con el cierre total primero y luego reaccionando lo mejor que pudimos cada vez que se permitió alguna apertura parcial. Pero nuestro concepto original estaba íntimamente ligado al turista que viaja de forma independiente y busca el lugar especial de calidad, así que las pérdidas y los ICOS se fueron acumulando… Y el tan manido “delivery” no era ninguna solución para nuestro producto.

Terminó 2020, año que debería haber sido el de nuestra consolidación, y seguíamos pensando en cómo reaccionar. Estábamos cansados y decidimos tomar las riendas para pasar al ataque, activando un nuevo proyecto al que habíamos dado alguna vuelta, pero que estaba por testar. Como teníamos dos locales cerrados, podíamos utilizarlos para probar el nuevo concepto. Puestos a perder dinero, mejor hacerlo construyendo algo nuevo, ¿Verdad?

El 17 de febrero de 2021 nació PÖTSTOT, restaurante delicioso, vegano y 100% sin gluten ni lactosa. También aprovechamos la ocasión y nos sacamos una espinita que hacía tiempo que teníamos clavada: muchas personas de nuestro entorno y algún miembro del equipo no podíamos disfrutar de los mejores platos de Casa Ángela por intolerancias al gluten y la lactosa, así que nos pareció una buena idea. De pronto, pensamos: «¿Por qué no lo hacemos apto para todos? Desarrollemos una propuesta gastronómica de cocina tradicional, saludable y de calidad donde tooooodos podamos disfrutar de todo con la garantía de que nos sentará bien.» Y así lo hicimos.

¿Que cómo nos va? Desde la apertura de nuestra web, los principales portales de delivery y ahora desde los mismos locales (tenemos una terraza fantástica), las ventas no han parado de crecer.

Creemos que la prueba ha sido un éxito, y ha nacido un nuevo proyecto. Ahora esperamos acertar para que PÖTSTOT se pueda emancipar y trasladarse a su propia sede, dejando los locales de la Plaza Sagrada Familia de nuevo para la reapertura de Casa Ángela, que si las condiciones lo permiten no debería llegar más tarde de septiembre de 2021 (a ver las vacunas…). Todavía no es seguro que nuestra empresa vaya a sobrevivir a esta crisis, pero el desarrollo del nuevo concepto nos ha permitido sacar a todo el equipo del ERTE, hacer nuevas incorporaciones y levantar un proyecto ilusionante.

La implementación de las últimas tecnologías para vender y la dificultad técnica de los ingredientes que hemos elegido utilizar, nos han obligado a todo el equipo a dar un paso más, a crecer por encima de lo que pensábamos que eran nuestras capacidades. Sin duda, ha valido la pena.»

¡Y la verdad es que Quim tiene razón! La pandemia ha sido dura para ellos porque ha generado mucha incertidumbre en el sector de la restauración y no sabían si podrían poner en marcha su proyecto o si este tendría éxito. Sin embargo, no se rindieron y decidieron utilizar todos los recursos posibles para levantar el restaurante, que al principio empezó con pedidos online, pero que ya está instalado en la plaza de la Sagrada Familia de Barcelona. Sus platos tienen una pinta increíble, y la idea ha captado la atención de muchos comensales, turistas o locales.

¿Por qué su proyecto ha triunfado en un momento de cambio? Porque su equipo ha apostado por una idea diferencial e innovadora en todos los sentidos: sus alimentos son veganos, sostenibles y sin intolerancias, tendencia que ha ganado mucha fuerza en el consumo de los últimos años. Y además, sus procesos y pedidos son digitales. PÖTSTOT no ha huido de la transformación digital, sino que ha entrado directamente en ella, ha sabido aprovecharse de sus beneficios para llegar a sus consumidores, adaptarse a las necesidades del entorno, a optar por una página web y un «delivery» de pedidos online les ha permitido darse a conocer y conquistar a su público.

Otro ejemplo de reinvención basada en la adaptación al entorno es el caso de Cañapack, empresa dedicada a fabricar packaging 100% reciclable y sostenible a partir de materiales hechos con caña de azúcar. ¿Por qué funciona tan bien este concepto? Porque la sostenibilidad también es tendencia. Porque las empresas, cada vez más, apuestan por comprometerse con la sociedad y el medio ambiente, y buscan reducir el uso de plástico y otros materiales dañinos para el planeta. Cañapack toma esta idea para fabricar vasos, cañas y otros formatos hechos a partir de fibras reciclables y los exporta a España y Portugal gracias a sus distribuidores. Un éxito asegurado para aquellas empresas comprometidas con lo sostenible.

Reinventarse nos permite sobrevivir y crecer a nivel profesional, sobre todo en un momento tan incierto como el actual. Para que los negocios funcionen, tenemos que ser conscientes del entorno en el que nos movemos y aprender a adaptarnos al cambio. No es casualidad que iniciativas como PÖTSTOT o Cañapack triunfen, porque a pesar de arriesgarse y ofrecer productos muy específicos en cada uno de sus sectores, ambos han sabido reinventarse ofreciendo productos innovadores y sostenibles. Adaptarse ya no es una opción. Si no quieres quedarte atrás, analiza las necesidades de tu entorno y aprende a reinventarte 😉

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

    [honeypot message]

    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    ¡Hablemos!
    1
    ¿Necesitas ayuda?
    Encantada de saludarte, soy María José del equipo de Arancha Ruiz ¿En qué te podemos ayudar?