historiasdecracks

Aquí acaba la trilogía sobre los orientadores profesionales. Comparto la historia desde otro punto de vista, la de Pedro (Lupi) y cómo se encontró con mi libro y por qué decidió aplicar esta metodología en sus clases:

Descubrí El mapa de tu talento de Arancha Ruiz navegando por las redes y desde ese momento me puse en marcha para mirar si esta metodología se podía adaptar de algún modo al alumnado de secundaria y de manera especial en bachillerato.

¿Por qué? Porque observo en cada curso escolar que el alumnado no sabe tomar la decisión de qué hacer con su futuro más próximo, lo que les provoca una gran la incertidumbre y ansiedad.

Surgen gran cantidad de preguntas que nadie sabe responderles, como mucho orientarles hacia posibles carreras o estudios con sus salidas laborales de hoy.

En un primer momento no resultó sencillo adaptarlo a esta etapa, pero elaboré una ficha de trabajo clara y concreta con algunas de las propuestas que Arancha ofrece en El Mapa.

Se trata de una reflexión personal sobre la elección de sus estudios posteriores basados en su talento con preguntas como: “¿Qué puedo yo ofrecer al mundo?” “¿Para qué valgo?” “¿Qué me hace brillar y fluir en mi vida?”

Este primer momento ayuda al alumnado a abrirse a muchas alternativas y posibilidades.

El Mapa es una herramienta de trabajo que se centra más en el presente del alumnado (qué tiene, qué necesita) que en el futuro lejano para jóvenes que están comenzando el camino. Parte desde la propia realidad, de los valores personales, habilidades, entorno, sueños… para visualizarse, no en un trabajo sino en un propósito de vida que es el que realmente da la motivación intrínseca.

Es necesario y urgente un buen “manual” de trabajo que ayude a los jóvenes de hoy a encontrar su talento y desde ahí construir un mundo mejor que parta de la realización personal de cada uno.

La ventaja de esta propuesta es que se hace desde el ámbito de la empresa, desde el mundo laboral y profesional. Es decir desde el “mundo real” y que, además, se hace de manera muy práctica y sencilla.

Necesitamos este tipo de propuestas para ayudar a los que van a comenzar este camino.

¿Y los alumnos de Lupi?

Pedro (Lupi) me volvió a escribir explicándome por qué creía que hacía falta El Mapa de Talento para Jóvenes. Incluso me envió el testimonio de algunas alumnas de Bachillerato que también quisieron aportar su granito de arena y animarme a hacerlo.

“Creo que la fase de la adolescencia por la que estamos pasando ahora es una etapa muy difícil y, sin embargo, tenemos que tomar muchas decisiones de las que puede depender nuestro futuro. En mi caso, necesito mucha nota para entrar en la carrera que quiero y cuando me llegan las dudas es cuando necesitaría toda la ayuda posible para superar las inseguridades. Cualquier ayudita será bien recibida”. Joven que pide ayuda

“La decisión es complicada y muchas de las orientaciones que recibimos por parte de nuestra familia, profesores y orientación no sólo no nos ayudan sino que nos confunden mucho más. Estaría muy bien contar una “guía” para encontrar lo que realmente queremos hacer”. Joven que busca herramientas.

“Cuando no se tiene la formación, la madurez y la experiencia suficientes es muy complicado tomar una decisión tan importante. Necesitamos algo que nos ayude a descubrir lo que verdaderamente queremos y nos gusta para desde ahí comenzar a plantearnos nuestro camino hacia nuestro objetivo”. Joven que quiere dar pasos sólidos.

Quizás lo haga algún día, pero sé que una de las guías más importante no están el los Mapas, sino en las personas que generosamente nos acompañan. Como los orientadores profesionales. Como los Lupi del mundo. Que buscan, exploran, mejoran, conectan y motivan para llevar el talento de los jóvenes a su máximo.

Seguro que puedes impulsar más tu talento y mejorar tu marca personal.
Contáctanos y te ayudaremos.

Resuelve el captcha: captcha

  •  
  •  
  •  
  •